Local

"Deberíamos dejarnos de Historia de la Literatura y animar a los niños a leer"

Juan Carlos Sierra publica una antología de poetas del 50 para escolares.

el 18 ago 2013 / 23:00 h.

TAGS:

Juan Carlos Sierra, un profesor que no se cansa de animar a la lectura. Juan Carlos Sierra, un profesor que no se cansa de animar a la lectura. Aunque luego no firmen tantos libros como querrían, los escritores saben que es importante asistir a las ferias del libro: nunca sabes qué va a ocurrir en ellas. Juan Carlos Sierra acudió a una para dar a conocer un ensayo sobre Mariano José de Larra que había escrito, y salió con un proyecto estimulante. “Estábamos en la caseta de Sílex, y teníamos de vecino a Ediciones de la Torre. Su editor, me dijo que quería hablar conmigo, que había que hacer algo juntos. Nada más mencionar su idea, una antología de poetas de la generación del 50, no hubo más que hablar”, recuerda. La Generación del 50 para niños y jóvenes ha visto la luz, cosas de la crisis, cinco años después de entregarla. “Mientras tanto me ha dado tiempo de tener dos hijos”, dice con resignado humor Juan Carlos Sierra, profesor de un instituto de enseñanza secundaria deSalteras y conocido animador de la lectura gracias a un libro anterior, Los lunes, poesía, donde explicaba cómo lograba que sus alumnos se interesaran por los versos. “En ese libro ya aparecían algunos de los autores que he recogido aquí, como Jaime Gil de Biedma, Costafreda o Ángel González”, explica el autor. “El resto, fue ponerme a leer y releer a poetas del 50, y practicar en clase a ver qué tal funcionaban entre los chavales”. Para Sierra, la cercanía en el tiempo de los bardos del medio siglo no garantiza del todo el éxito entre los lectores más jóvenes, como tampoco sucede con los del 27 o con el 98: nadie dijo que fuera fácil. “José María Conget me advirtió de que estos autores no son muy de niños, y es cierto que Carlos Barral, una parte de José Ángel Valente o cierto Caballero Bonald pueden ser complicados.Hay que espigar mucho”. “Todo depende del público”, prosigue Sierra. “Hay poemas que funcionan en una clase muy bien, y en la de en frente no. Los que hablan de relaciones amorosas tienen muchas posibilidades de éxito, porque los chicos están muy en eso. Si tienes un público muy reivindicativo, los sociales también pueden resultar”. Por otro lado, Juan Carlos Sierra ha querido incluir entre sus elegidos, a modo de apuesta personal a algunos nombres que no suelen figurar en las antologías del 50 al uso: es el caso de dos mujeres espléndidas como Gloria Fuertes y Francisca Aguirre, y de un poeta tan influyente –e injustamente olvidado– como el gaditano FernandoQuiñones. “Se me han quedado fuera, por razones de espacio, otros autores que son muy de mi gusto, como Angélica Gatell, Julia Uceda, María Victoria Atencia o Felipe Sahagún, pero no podía extenderla demasiado”, dice el autor. Sea como fuere, este jiennense de Úbeda y de 1972 considera que es necesario seguir luchando por elevar los índices de lectura en Andalucía y en concreto animar a leer más poesía, para lo cual, agrega, “quizá tendríamos que dejarnos de tanta Historia de la Literatura, sobre todo para chavales que en ocasiones llegan al bachillerato prácticamente silabeando, y a los que no puedes ponerles sin más a estudiar el Mío Cid, y ponerlos a leer”. “También podríamos ensayar otra fórmula: empezar a enseñarles literatura del siglo XXI, e ir hacia atrás, aunque me consta que Quevedo y Góngora también les dicen muchas cosas”, apostilla.

  • 1