miércoles, 24 abril 2019
00:19
, última actualización
Local

Decepción por el nuevo comunicado de ETA en el que no ratifica la tregua

La banda admite que se están dando pasos en la situación política, pero advierte de que el camino será “largo y difícil”.

el 24 abr 2011 / 07:39 h.

TAGS:

Manifestación en Gernika para pedir la independencia del País Vasco y el acercamiento de los presos de ETA.

El nuevo comunicado de la banda terrorista ETA con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca), en el que afirma que "se está abriendo una nueva era" en relación a la situación política y en el que admite que "el camino será largo y difícil", ha desilusionado a los partidos democráticos, puesto que ETA no ratifica el alto el fuego permanente e insiste en que la única salida posible es la independencia y la creación de un estado vasco.

El portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, manifestó ayer que el comunicado de ETA es "una nueva decepción y frustración, no sólo para todos los ciudadanos españoles y vascos, sino también para su propia gente", porque ni confirma el alto el fuego que decretó el pasado mes de enero ni habla del tiroteo a un gendarme en Francia. "Habla de un camino largo tortuoso y difícil, cuando ese camino es el que hemos tenido que recorrer todos los demócratas durante muchos años, precisamente, por culpa de la violencia de ETA", aseveró.

Asimismo, el portavoz de los socialistas vascos consideró que, de esta forma, "vuelven a colocarse fuera de la realidad, y vuelven a dejar la imagen de desilusión, de desazón, de frustración y de decepción respecto de una banda de asesinos de la que ya no se espera nada, nada más que desaparezca".

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, por su parte, restó importancia a la nota: "Los comunicados de ETA ya sabemos siempre la opinión que le merecen al Gobierno, no hay que volver a insistir", dijo.

También fue muy crítico el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, quien declaró que ETA ha dejado "claro" que está detrás de todos los movimientos de Batasuna y, por ello, instó a impedir que "consume su pretensión de colarse en las elecciones" mediante "planes A, B o C" que, en su opinión, incluyen a Bildu. Además, consideró que la banda puede haber hecho "un guiño" al pasado al citar, casi textualmente, la frase del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que será "un camino largo y difícil".

La que sí realizó una valoración positiva del comunicado de ETA fue la izquierda abertzale, que instó a abandonar "poses políticas e intereses y puntos de vista cortoplacistas" para adquirir "compromisos con la oportunidad abierta para la resolución definitiva del conflicto político".

En una nota, la izquierda abertzale destacó "el compromiso adquirido por ETA para con la nueva era abierta en Euskal Herria, así como con el proceso democrático en marcha". Asimismo, consideró "importante" que ETA "sitúe la clave en dar la palabra y la capacidad de decisión al pueblo vasco, y que sea la libre adhesión popular el garante y motor del desarrollo de los diferentes proyectos políticos, incluido el de la independencia".

Por último, la izquierda abertzale hizo un llamamiento a todos los agentes políticos "para que den la talla" en este momento político que "vive Euskal Herria" y para que se "adquieran compromisos con la oportunidad abierta para la resolución definitiva del conflicto político".

ETA emitió su comunicado el día del Aberri Eguna, una fecha que los partidos políticos vascos la celebraron divididos. En el acto del PNV, su presidente, Íñigo Urkullu, hizo un llamamiento a "una gran movilización" de los nacionalistas para acabar el 22-M en las urnas con "el pacto PSE-PP".

Ante miles de militantes y simpatizantes jeltzales congregados en la Plaza Nueva de Bilbao, para festejar la 80 edición del Día de la Patria Vasca bajo el lema de "El momento de Euskadi", Urkullu apuntó a que la izquierda abertzale, por fin, "se ha caído del caballo", y le advirtió de que, "como anden con engaños", es la sociedad vasca, no sólo su caballo, "la que les va a pasar por encima". El líder del PNV abogó por favorecer "las vías políticas y democráticas", mientras el PP-PSE están "con más lupas que nunca", pero "lo que ven con esa doble lupa" es el rechazo a su acuerdo.

En esta línea, apuntó que, con el Gobierno entre socialistas y populares, conformado hace dos años en Ajuria Enea, "el sentimiento abertzale crece", y ellos "pierden respaldo y el poder". Por ello, destacó que "mueven "Roma con Santiago" para ilegalizar porque saben que su pacto "ha terminado" y es "el pasado.

Fin del terrorismo. Además, emplazó a "construir la nación vasca" y recordó que "la violencia y el terrorismo tienen que quedar atrás para siempre". "El futuro es construcción, vida, libertad. Si la apuesta de la izquierda abertzale es seria, bienvenidos", dijo.

Por su parte, Bilbu (EA, Aternatiba e independientes) y la izquierda abertzale celebraron el Aberri Eguna en la localidad vizcaína de Gernika, donde, convocados por la red Independentistak, se manifestaron para reclamar la independencia y el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco.


  • 1