Local

Declaran culpable a la mujer que asfixió a su marido

Un jurado popular declaró ayer culpable a la mujer acusada de matar a su marido asfixiándolo con una almohada en la madrugada del 3 de julio de 2006. El suceso ocurrió en su domicilio, de la calle San Luis, y el veredicto dice que la mujer lo hizo de forma "consciente y deliberada".

el 15 sep 2009 / 01:34 h.

TAGS:

Un jurado popular declaró ayer culpable a la mujer acusada de matar a su marido asfixiándolo con una almohada en la madrugada del 3 de julio de 2006. El suceso ocurrió en su domicilio, de la calle San Luis, y el veredicto dice que la mujer lo hizo de forma "consciente y deliberada". Ahora el juez debe decidir cuántos años de cárcel le corresponden al condenado.

La portavoz del jurado anunció ayer que el veredicto recoge como probado por unanimidad que la inculpada mató "consciente y deliberadamente" a su pareja, con quien "tenía lazos afectivos" a pesar de que habían iniciado los trámites de separación. El tribunal ha considerado probado por seis votos a favor frente a tres en contra que en el momento de los hechos la procesada tenía sus actitudes "ligeramente disminuidas" y descarta que lo hiciera "en legítima defensa", como ella había declarado, porque estaba siendo "objeto de agresiones sexuales" mientras estaba "atada en la cama". Siete de los miembros del jurado consideraron que la imputada no contribuyó con la Policía para el esclarecimiento de los hechos.

El jurado declaró a la esposa culpable de "haber dado muerte conscientemente a su marido asfixiándolo con un cojín de la cama". Además, el tribunal mostró una actitud "desfavorable" ante una posible petición de indulto. El Ministerio Público reclamó para la acusada una pena de 15 años de cárcel, así como la acusación particular, que rebajó en cinco años su solicitud inicial de pena atendiendo a una atenuante de arrebato. Por su parte, el letrado de la defensa, una vez hecho público el veredicto, pidió para su cliente una condena de siete años, seis meses y un día de cárcel.

el suceso. El día del fatal suceso la acusada afirmó que su marido, "después de que se bebiera tres o cuatro cervezas en un bar de La Alameda", le pidió que se pusiera "bonita" y, según dijo, la obligó a ponerse "ropa interior roja". "Me ató en la cama con las sábanas. No era la primera vez. Fue tanto el sufrimiento y tanta la humillación que yo no podía entender por qué siempre venía a pedirme perdón al día siguiente", según la declaración de la acusada., que apuntó que en la madrugada del fallecimiento le hizo "de todo" porque decía que "era suya". Afirmó que tras soltarse las muñecas le puso una almohada a su pareja en la cara pero que su intención "no fue la de matarlo". "Me sentí como una mierda y tomé todas las pastillas que tenía para mi tratamiento" psiquiátrico, dijo la imputada, que cuando despertó salió de la casa y llamó a la Policía.

  • 1