Declaran esta semana cuatro imputados por el presunto expolio de aves rapaces

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), encargado de investigar una presunta red dedicada  al expolio de aves rapaces protegidas, ha citado a declarar este  jueves a cuatro imputados por estos hechos.

el 10 mar 2012 / 21:59 h.

  • El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), encargado de investigar una presunta red dedicada  al expolio de aves rapaces protegidas, ha citado a declarar este  jueves a cuatro imputados por estos hechos, según han informado a  Europa Press fuentes del caso.  

    Las declaraciones estaban previstas para el pasado día 2 de marzo,  pero finalmente fueron suspendidas hasta este próximo jueves, cuando  el juez tome declaración a estas cuatro personas imputadas, entre las  que se encuentra el director del centro de cría en cautividad del  águila imperial ubicado en San Jerónimo.  

    El juez inició la investigación a principios del año 2011 por el  robo de pollos, no sólo de águila imperial, sino también de águila  real, halcón y milano real, entre otras especies. Así, fue después de  recibir una denuncia al respecto cuando el juez Francisco Javier  Carretero comenzó la investigación, en una operación que es  "continuación" de otra realizada en el año 2009, aunque en ese  momento quedaron unos "flecos" por resolver que ahora se están  tratando de cerrar.

    El juez, que está investigando la posible comisión de delitos  contra la flora y fauna con el agravante de espacio natural;  falsificación de documento público y fraude de subvenciones, coordinó  la entrada y registro realizada en distintas provincias españolas,  incluidos dos registros en los aeropuertos de Sondica (Bilbao) y  Ciudad Real.

    Concretamente, la operación dio comienzo a finales de enero de  2011, cuando la Unidad Central Operativa Medioambiental (Ucoma) del  Seprona de la Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible  existencia de la práctica de actividades expoliadoras en algunos  nidos de la provincia de Ciudad Real, con posibles conexiones ajenas  a esa provincia. El dispositivo desplegado constató la existencia de  una red de personas aficionadas a la práctica de la cetrería o,  simplemente, a coleccionar rapaces en sus domicilios que podían estar  llevando a cabo este tipo de actividades.

    Miembros de la red, asentados en Ciudad Real, Sevilla, Málaga,  Córdoba, Jaén, Murcia, Vizcaya, Pontevedra y Oviedo tenían diferentes  grados de implicación. Algunos de ellos se dedicaban al expolio  directo en los nidos de las diferentes especies objeto de su interés.  Otros elaboraban documentos para "amparar" a los ejemplares con  documentos de especimenes fallecidos y con anillas identificadoras  alteradas o cambiadas y otros encargados de las falsificaciones de  esos documentos y anillas.

    AGUILAS IMPERIALES

    En el transcurso de la investigación se pudo comprobar la relación  de algunas de estas personas con el 'Proyecto de Recuperación del  Aguila Imperial' y que igualmente podrían haber expoliado nidos de  águilas imperiales para presentar los polluelos como obtenidos en el  centro gestionado por los detenidos, logrando mantener así el aporte  de subvenciones.

    Entre el material intervenido se incluye un revólver; 14.050 euros  en efectivo; más de 1.500 anillas de diversos tamaños, numeradas y  sin numerar; 11 juegos de troqueles para imprimación de anillas;  cuatro botes con letras para troquelado; y 500 documentos Cites.

    También fueron intervenidas cuentas bancarias; un elevado número  de documentos de cesión de aves rapaces; cuadernos de seguimientos de  campo con localización de nidos de rapaces; una bolsa de deporte con  material de escalada; 12 trampas para aves; 10 huevos sin fertilizar;  una caja con material para inseminación: una incubadora en  funcionamiento con dos huevos; ocho ordenadores; un teléfono móvil; y  diverso material quirúrgico.

    • 1