Local

Decomisados 2.815 kilos de pescado inmaduro

El valor del pescado intervenido es de 14.000 euros y, en caso de ser apto para el consumo, se entregará al Banco de Alimentos de Sevilla.

el 17 sep 2013 / 11:33 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil del Seprona del puesto de Dos Hermanas (Sevilla) se han incautado de 2.815 kilogramos de pescado de talla antirreglamentaria, y por tanto inmaduro, tras localizarlos en una  furgoneta que circulaba por la A-4 procedente de Huelva y con destino  Córdoba. pescado-inmaduro-02Los hechos tuvieron lugar durante la pasada madrugada, cuando una  patrulla de tráfico de la Guardia Civil identificó una furgoneta que  transporta pescado en el kilómetro 516 de la A-4, en el término  municipal de Carmona. Al comprobar la carga, los agentes observaron que el vehículo no  era isotermo y el pescado transportado no estaba etiquetado, pudiendo  ser de una talla inferior a la reglamentaria, ha informado el  Instituto Armado en un comunicado de prensa. Tras ello, agentes del Seprona de Dos Hermanas se personaron en el  lugar donde sus compañeros habían identificado la furgoneta y  comprobaron que la mercancía transportada consistía en 226 cajas de  boquerones sin etiquetar con un peso aproximado de 2.034 kilos. pescado-inmaduro-01Los boquerones tenían una talla de siete centímetros, cuando al  proceder de Huelva, y por tanto del Atlántico, su talla debía ser de  entre diez y doce centímetros. Además, los agentes se incautaron de  102 cajas de merluza con un peso total de 714 kilos y una talla de  dos centímetros. La talla de la merluza, al proceder igualmente del Atlántico,  debía ser de 27 centímetros. En total, la carga transportada por la  furgoneta ascendía a 2.815 kilos de pescado de talla  antirreglamentaria. Por todo ello, los agentes de la Guardia Civil del Seprona  formularon varias denuncias a la Ley 3/2001 de Pesca Marítima del  Estado contra el conductor de la furgoneta por transportar y  comercializar pescado de talla inferior a la reglamentaria, carecer  de etiquetado los envases, realizar el transporte en vehículo no  isotermo y no llevar la documentación reglamentaria de  acompañamiento. El pescado decomisado ha sido enviado a la nave que Mercasevilla  tiene habilitada para este tipo de alimentos y, en caso de que se  declare apto para el consumo humano por los veterinarios de la Junta  de Andalucía, se remitirá al Banco de Alimentos de Sevilla, desde  donde se distribuirá entre instituciones benéficas.

  • 1