Economía

Defensa reduce al mínimo el gasto en programas ‘sevillanos’

Pasa de destinar 39 millones en 2010 a reservar sólo 1,31 millones a los programas especiales de modernización: el A400M, el Leopardo y el Pizarro.

el 12 oct 2010 / 19:44 h.

TAGS:

La inversión en carros Leopardo se ha hundido de 36 millones a 200.000 euros en un año.

La tijera se veía venir y, en unos presupuestos hipotecados por el gasto social, prácticamente la totalidad de los ministerios ha tenido que repasar las cuentas y ajustarse aún más el cinturón. Uno de ellos es el departamento que comanda Carme Chacón, que ha visto mermada su capacidad inversora.

Especialmente afectados por la contención, se encuentran los programas especiales de modernización, aquellos que se caracterizan por su enorme coste y complejidad y entre los que se incluyen tres proyectos que se desarrollan en Sevilla, el avión de transporte militar A400M, el vehículo de combate Pizarro y el carro de combate Leopardo, estos dos últimos, ensamblados en las instalaciones de Santa Bárbara Sistemas en Alcalá de Guadaíra.

Junto a ellos, helicópteros, fragatas y otros sistemas, que sufrirán el próximo ejercicio un considerable recorte del 38,71%, al pasar de los 333,74 millones reservados en el ejercicio de 2010 a los 204,52 millones para el año que viene. Claro que a este descenso hay que sumar el experimentado el año anterior, con una caída para estos programas que rozó el 53% (707,59 millones).

En un análisis más detallado de los tres proyectos que tienen su base en la provincia de Sevilla, destaca el batacazo que sufre el carro Leopardo, programa que arrancó en 1996 y que está previsto que finalice en 2025. Y es que en un año ha pasado de recibir 36 millones a la simbólica cifra de 200.000 euros, con la intención de recuperar el nivel inversor para 2012, cuando se prevé un gasto de 40 millones, según consta en la programación plurianual de inversiones.

De este hundimiento no se salva el vehículo Pizarro que no recibirá ni un euro procedente de Defensa, tras los dos millones destinados el ejercicio precedente. Este programa, que arrancó en 2005 tiene prevista su conclusión para 2025.

En el caso del avión de transporte militar A400M, cuyas piezas toman forma en San Pablo, junto al aeródromo sevillano, aumenta ligeramente la partida que tradicionalmente se le destina -un millón-, hasta los 1,16 millones. De hecho, el documento recoge la previsión de pagar esa misma cantidad (un millón) en 2012, 2013 y 2014, asignaciones que reflejan los cambios producidos, pues el Ministerio tenía la intención sólo un año antes -cuando presentó los presupuestos de 2010- de atender el pago de 182,94 millones en 2012 y de elevar esa cantidad hasta los 367,14 millones, un año después.

A la crisis hay que sumar el proceso de negociación abierto entre el Gobierno y la compañía EADS para replantear los términos económicos del contrato, así como su calendario.

Así, el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, aseguró recientemente que los programas continuarán, pero que barajan la opción de reprogramar los pagos, al tener en cuenta los retrasos de algunos de ellos, como el A400M.

Y aquí cabe recordar que el dinero consignado a estos proyectos estrechamente vinculados a Sevilla no van a inversiones productivas, sino que responden a los compromisos de pago por ser programas de elevado coste y que se prolongan en el tiempo.

  • 1