Local

Del Aljarafe al imperio de la Diosa Sombrilla

el 29 jul 2011 / 19:47 h.

TAGS:

Van a la playa, no al cole.

Si por las calles de Tomares pasara un coche con megafonía -al estilo del tapicero o el afilador- anunciando estas excursiones es probable que el consistorio de esta localidad del Aljarafe no tuviera euros suficiente para llevar a sus vecinos a la playa. De momento son muchos los que saben de estas travesías, no precisamente al desierto, y cada jueves varios centenares de personas acuden a Punta Umbría.

Así continuará sucediendo hasta el último jueves de agosto. Y lo mejor, no hay límite. La pasada semana partieron once autobuses, el próximo podrían partir trece, quince o cuatro. Aquí los ciudadanos mandan. Entre las 09.00 horas y las 19.00 podrá disfrutar de las olas del mar, de los chiringuitos y de las conversaciones de su vecino de sombrilla. Cuestión de escoger. Cada jueves el autobús le espera en la Avenida Blas Infante. Por unos cuatro euros le llevan. El bronceador corre de su cuenta.

Otra iniciativa diferente es la que promueve el consistorio de San Juan de Aznalfarache. La residencia municipal de la que disponen en Matalascañas viene a ser un poco como el oasis para quienes cruzan el desierto. Todos codician una estancia en un lugar por el que pasarán, hasta mediados de septiembre, cerca de un millar de sanjuaneros. Cada semana se alojan en esta residencia más de medio centenar de vecinos. De lunes a viernes son los mayores de la localidad los que disfrutan de vacaciones en estas instalaciones situadas en primera línea de playa, tanto que no hace falta ni bajar las escaleras a la orilla. Cuando sube la marea ya puede surfear en el balcón.

Llegado el fin de semana las asociaciones de vecinos y otras entidades ciudadanas son las que se encargan de ocupar las 27 plazas de la residencia. Las tasas se establecen en función de los ingresos de cada cual, oscilando entre los cinco euros para los ciudadanos con pensiones más bajas y los 100 euros que abonan aquellos cuya pensión o nómina supera los 1.450 euros.

En Espartinas y Gelves el modelo es similar al de Tomares. Y basta con entrar en las respectivas páginas webs de los ayuntamientos para saber cuándo y dónde se da el pistoletazo de salida hacia el próximo remojón. En el caso de Gelves pueden participar todos los habitantes del municipio, cualquiera que sea su edad, aunque los precios establecidos difieren nuevamente. Si es pensionista pagará cuatro euros, si no, siete euros. Las salidas se llevan a cabo los miércoles de agosto a las 08.00 de la mañana y con regreso a las 19.30 horas. Y para inscribirse hay que acudir a la Recepción del Ayuntamiento en horario de mañana. Eso sí, en Gelves, a diferencia de Tomares, optan además por una mijita de turismo ya que cambian la playa en cada excursión con idea quizás de poder realizar un mini-tour gastronómico: ya sabe, probar las cuñas y helados que se pasean en carrito a lo largo y ancho del litoral. Matalascañas (3 de agosto), Chipiona (10 de agosto), Punta Umbría (día 17), Valdelagrana (24) y Rota (31) son los destinos cerrados. Y sí, si en su pueblo estas cosas no pasan siempre puede echar mano de los clásicos Amarillos.

  • 1