Deportes

Del antiguo al nuevo Leonardo Ramos, la metamorfosis del Rinconada

El Rinconada experimentó una metamorfosis sobresaliente con el traslado al Nuevo Leonardo Ramos Yerga. El recinto antiguo, inactivo desde 2010, será destinado a un uso no deportivo.

el 13 jun 2013 / 23:45 h.

RAMOS1 Panorámica actual del antiguo Leonardo Ramos Yerga. Foto: B. Ruiz. La UD Rinconada cumplirá el próximo mes de julio 37 años de historia. Heredó los colores del desaparecido CD Rinconada y su cantera fue apadrinada por Eduardo Duque, el impulsor del granero de talentos que temporada tras temporada nutre al primer plantel. El palmarés del club fue creciendo de manera progresiva, aunque el momento clave en la transformación definitiva se concretó el 14 de noviembre de 2010, día en el que la UD cerraba tres décadas de historia del antiguo y ya deteriorado Leonardo Ramos Yerga, uno de los símbolos del fútbol rinconero, para trasladarse al flamante recinto de Santa Marta. La entidad blanquiazul, cuyos designios dirige Juan Luis Bravo después de su reelección el pasado día 3, asumirá el próximo curso el mayor reto de su dilatada historia: el ascenso a Primera Andaluza.  ramos2 Vista aérea del Nuevo Leonardo Ramos Yerga. Los 1,5 millones que invirtió el Ayuntamiento de La Rinconada en la construcción del moderno y coqueto Nuevo Leonardo Ramos Yerga impulsaron al club rinconero, que anhela con nostalgia repetir los éxitos de los 90, en los que el plantel de la Vega disputó una liguilla de ascenso a Tercera División. Fue en la 1991-92, con José Vasco en el banquillo y Antonio Rodríguez, Boby, en la presidencia. Ahora, 11 años después de aquella hazaña, Juan Luis Bravo ha confiado su proyecto más ambicioso a Andrés Millán, que repetirá en el banquillo. El técnico albiazul se encargará de diseñar un plantel al que se incorporarán jugadores de primer nivel con el objetivo irrenunciable del ascenso. El primero en ser reclutado ha sido el delantero del Guadajoz CF Huertas, una de las revelaciones del curso 2012-13 en Segunda Provincial. Mientras, el antiguo Leonardo Ramos, inactivo desde el 14 de noviembre de 2010 (0-1 ante el Villanueva, en Primera Provincial), continúa en silencio, sin más compañía que el ruido de una zona industrial en la que en un futuro, cuando la crisis remita, disfrutará de un uso no deportivo.

  • 1