Local

Del enemigo el consejo

El Defensor del Pueblo Andaluz ha rechazado una petición de amparo realizada por varios Consejeros del Consejo Audiovisual de Andalucía elegidos a propuesta de PP y PA por la negación por parte de la Presidencia de unos documentos a los que creen tener derecho.

el 14 sep 2009 / 22:30 h.

El Defensor del Pueblo Andaluz ha rechazado una petición de amparo realizada por varios Consejeros del Consejo Audiovisual de Andalucía elegidos a propuesta de PP y PA por la negación por parte de la Presidencia de unos documentos a los que creen tener derecho. Es la enésima noticia de conflictos domésticos que se airean en la prensa y que no dejan en buen lugar ni a la institución ni a los que las protagonizan.

Que a un miembro de un órgano estatutario y de extracción parlamentaria se le ocurra acudir al Defensor del Pueblo es un despropósito. Pero es alarmante que las cosas hayan llegado a ese extremo. Algo o alguien está fallando y no está haciendo bien su trabajo. Hacer del Consejo Audiovisual un instrumento más de agitación política, máxime cuando apenas lleva un par de años desde su creación, es desleal con la institución y malgasta la autoridad moral que necesita para cumplir su importante papel de autoridad independiente de regulación del audiovisual andaluz. Pero permitir que las cosas hayan llegado a este punto tan desalentador exigiría una reflexión responsable desde la presidencia del órgano y alguna decisión para evitar que el deterioro, que es evidente, continúe. A los miembros de este órgano les es exigible que ejerzan su función con independencia, lealtad y prudencia. Pero como se trata de una institución que exige un nivel alto de rigor y de conocimientos los que les nombraron, al parecer, están ya analizando sobre la idoneidad de alguno. No todo el mundo vale para todo.

Carlos Rosado Cobián es abogado

  • 1