viernes, 22 marzo 2019
08:45
, última actualización
Local

Del megáfono alto a alteración del orden

El Ayuntamiento defiende a los policías que interceptaron a una caravana de militantes socialistas por llevar la música muy alta, mientras la secretaria de Organización del PSOE critica que no dejen "a dos muchachos pedir el voto"

el 12 nov 2011 / 19:41 h.

TAGS:

Tras la denuncia presentada el viernes por el PSOE por la actuación de la Policía Local, que apercibió a una furgoneta electoral socialista por llevar la megafonía demasiado alta, el Ayuntamiento defendió ayer la actuación de los agentes en la calle San Jacinto, calificándola de "conforme a derecho", y el PSOE no dudó en explotar el incidente y criticar que a "dos muchachos de 20 años no se les permita libremente pedir el voto para el PSOE". Es la campaña electoral y todo tiene consecuencias.

Según el relato de los hechos que hizo ayer la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, "dos chavales, uno que había salido de la facultad y el otro de trabajar como cocinero, se fueron a dar vueltas por la zona anunciando el himno de su partido y repartiendo propaganda" cuando llega la Policía Local, "los para, los multa y más cosas". "Ahora el juez, el que había venido a gobernarnos como Dios manda, algo tendrá que decir", ironizó Díaz en alusión al alcalde, Juan Ignacio Zoido (magistrado en excedencia). "El que por la mañana había querido sacar a Alfonso Guerra de la política -aún colean las críticas recibidas por su alusión al vínculo personal entre Zoido y la jueza de los ERE, Mercedes Alaya-, por la tarde permite que a dos muchachos de 20 años no se les autorice libremente a pedir el voto para el PSOE".

La versión municipal relata que los agentes pidieron al conductor que bajara el volumen de la megafonía en cumplimiento de la ordenanza de ruidos, a lo que se negó amparándose en la Ley Electoral, por lo que la Policía le pidió que parase y se identificara, mostrando éste y su acompañante una actitud "obstruccionista" al "vociferar" y alterar el orden público. "Las ordenanzas están para cumplirlas todos los ciudadanos" y "no se pueden hacer excepciones", alega el Ayuntamiento. El incidente se saldó con denuncias cruzadas y un arma más para la campaña.

  • 1