Deportes

Del Nido apremia al alcalde a que agilice el convenio

El retraso en la firma del convenio urbanístico que Sevilla FC y el ayuntamiento de la ciudad tienen pendiente está a su vez postergando el comienzo de las obras de remodelación del estadio. El presidente Del Nido le da un toque suave al alcalde, pero avisa de que "nuestros aficionados se están impacientando". Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 10:41 h.

Paco Cepeda

El retraso en la firma del convenio urbanístico que Sevilla FC y el ayuntamiento de la ciudad tienen pendiente está a su vez postergando el comienzo de las obras de remodelación del estadio. El presidente Del Nido le da un toque suave al alcalde, pero avisa de que "nuestros aficionados se están impacientando".

El siete de septiembre se celebra el 50 aniversario del estadio Ramón Sánchez Pizjuán. El presidente José María del Nido presentó los actos que desde el club se van a realizar para conmemorar la significada fecha, pero aprovechando el momento, el mantario sevillista apremió al ayuntamiento de Sevilla a que agilice el proyectado convenio urbanístico, el que posibilitará que se acometa la necesaria remodelación del entrañable pero anticuado estadio que tanto significa para los sevillistas.

El aviso, todavía suave, tiene no obstante su carga de profundidad. "Nuestros aficionados se impacientan y le haremos ver al alcalde que hay que meter prisa en la gerencia de urbanismo porque queremos presentar antes de final de año el proyecto definitivo, para comenzar las obras que necesitamos hacer", explicaba Del Nido.

El presidente sevillista parece un poco harto de tanta palabra y dice que espera "que desde el ayuntamiento se haga realidad la promesa que se nos hace, pero ese pronto no llega nunca. Creémos que sólo exixten las barreras burocráticas lógicas en una obra de esta importancia, porque sabemos que hay una voluntad política firme de que se haga".

Apela el mandatario del Sevilla a la responsabilidad de los gobernantes al referirse a que el tema que le ocupa "es un problema social, no sólo del Sevilla FC. Hay miles de aficionados, de sevillanos, que no pueden ser socios de nuestro club porque no tenemos aforo para introducirlos y eso debe preocupar a las autoridades".

A nadie se le escapa que hay razones de peso que retrasan la firma y ejecución del convenio. En primer lugar, que no más importante, hace poco se ha producido una baja relevante en la Gerencia, ya que el delegado Emilio Carrillo presentó su dimisión irrevocable al alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. En segundo lugar, el Betis, por los problemas entre Manuel Ruiz de Lopera y la oposición, se va más lento, y los políticos prefieren que los dos convenios se ejecuten a la vez. Y en tercer lugar, y realmente lo más importante, es que el Sevilla quiere más metros de explotación comercial y los técnicos del ayuntamiento entienden que es imposible darle más de lo que ya se le ha dado.

Ese punto, más que ningún otro, es el que atasca el proyecto y en este caso le tocará al Sevilla ceder porque no parece que haya otra solución, ya que lo que pide el Sevilla, edificar entre las torres de acceso al nuevo estadio, no es viable porque sencillamente sería sobre suelo municipal, no del Sevilla.

La crisis . Del Nido también comentaba que la crisis del ladrillo afecta, de hecho asegura que "el problema de la financiación no está resuelto, menos ahora, pero todas las entidades financieras fuertes de la ciudad pretenden participar. Será el proyecto de obra privada más importante de la historia de la ciudad. Los bancos no querrán perderse la oportunidad de perderse este proyecto", y aunque avisaba de que el Sevilla tiene toda la credibilidad del mundo para los bancos, todo el mundo sabe que en estos momentos conceder un crédito de envergadura es algo que le cuesta muy mucho a los bancos.

Por todo ello, y por algún detalle más, el comienzo de las obras se está retrasando mucho más de lo que esperaba Del Nido y su consejo de administración, que ya hablaban de meter la excavadora la temporada pasada, cuando el Sevilla participaba en la Champions League.

No parece que los problemas que quedan por resolverse se puedan agilizar incluso en los próximos meses, por lo que las declaraciones al respecto de Del Nido puede ser cada vez más subidas de tono. El presidente sabe que la presión es el camino más corto para conseguir su objetivo y medirá los pasos, pero sin duda apretará todo lo que pueda para comenzar la obra que le consolidará en la historia del club.

  • 1