lunes, 19 noviembre 2018
21:05
, última actualización
Deportes

Del Nido: "La responsabilidad es ahora mía"

El presidente del Sevilla, José María del Nido, no es hombre de esconderse y, ayer, en una de las semanas más difíciles para el club que encabeza desde que llegó al cargo, dio la cara.

el 16 feb 2012 / 23:01 h.

Del Nido, junto a Monchi en un entrenamiento.

El presidente del Sevilla, José María del Nido, no es hombre de esconderse y, ayer, en una de las semanas más difíciles para el club que encabeza desde que llegó al cargo, dio la cara y asumió toda la responsabilidad de la mala situación deportiva del equipo.

Su comparecencia tuvo lugar en el Pabellón Municipal de Brenes, justo tras una nueva jornada del programa 'Sácale partido al cole', que desarrolla la entidad con niños de toda la provincia. 

El abogado recordó que, al igual que en los éxitos tuvo buena parte de culpa, ahora que las cosas no van tan bien la responsabilidad recae principalmente en él, ya que es el máximo mandatario de la entidad. "No quiero que la responsabilidad se diluya en otro estamento de la entidad, el responsable es José María del Nido. Igual que he disfrutado de lo bueno, ahora digo que la responsabilidad es mía, no quiero que se presione a mis jugadores.

Le pido a la afición que saque su orgullo de sevillista y que desde el sábado por la mañana vayan al entrenamiento para que entre todos consigamos la victoria por la noche. Estoy convencido de que en cuanto ganemos dos partidos, este grupo va a ir hacia arriba", indicó el presidente.

De todas maneras, Del Nido tiene claro que hasta el final de temporada no tomarán las decisiones que la situación aconseje, pero volvió a incidir que, hasta el momento, los culpables son los que dirigen la nave nervionense. "En estos momentos, hacer una crítica de por qué estamos así no nos conduce a ningún sitio. Como en todos los años anteriores, haremos balance al final del campeonato. Hay que decirle a la afición que los responsables somos nosotros. Hay organización piramidal en el Sevilla, por lo que el mayor responsable es José María Del Nido. No eludo mi responsabilidad", aseguró.

Los objetivos

El cabeza visible del consejo de administración fue realista y admitió que la situación no da para pensar en los puestos europeos, trazándose el objetivo en ir ganando partido tras partido para salir de los apuros clasificatorios en los que se encuentra el primer equipo. "Yo no digo que no apueste por la clasificación europea, especialmente por la Liga de Campeones, pero estamos el 13 y creo que sobra hablar de objetivos y lo que hay que hacer es ganar partidos", comentó.

De hecho, Del Nido se atrevió incluso a calificar de "mediocre" el rendimiento del equipo hasta ahora. "Haber sido eliminados en la primera ronda de Liga Europa, eliminados en octavos de la Copa y estar decimoterceros en la Liga lo demuestra, pero repito que los balances hay que hacerlos a final de temporada".

De todas maneras, se mostró más optimista cuando se le preguntó por la cercanía al descenso en la tabla clasificatoria. "Prefiero ni pensar que el Sevilla puede bajar y prefiero no pensar que no le va a ganar al Osasuna. Pienso que vamos a ganar y que vamos a salir de este atolladero. Pido a la afición que no mire para atrás y mire hacia adelante".

Una plantilla presionada

Del Nido quiso quitarle presión a una plantilla que, según sus palabras, no está acostumbrada a vivir situaciones como ésta. "Parte de los profesionales que siguen en la plantilla nos han llevado a éxitos inigualables. Ellos están acostumbrados a posiciones muy distintas a la de la actualidad, por eso es el momento de que se les quite presión. Es tiempo del cariño y apoyo, porque así lo hemos hecho cuando había títulos. No es el momento de críticas ni chillidos".

"Todos debemos ser conscientes de que estamos en una situación muy delicada de la que debemos salir lo antes posible. Es verdad que no es una situación normal, aunque en la primera temporada estuvimos el tercero por la cola. El no estar acostumbrado hace que todas las estructuras se muevan, pero tenemos el suficiente pulso para salir adelante. Recuerdo palabras de grandísimos entrenadores que han dicho que en situaciones así debían ganar el siguiente partido", explicó el presidente en la última de sus arengas a la afición.

  • 1