Deportes

Del Nido y 1.300 sevillistas irán al Villamarín para el derbi

Ambos clubes se reúnen para preparar el partido y confirman que se recupera el tradicional almuerzo entre las directivas.

el 13 ene 2012 / 17:20 h.

Miguel Guillén, Rafael Gordillo, José Castro y Manuel Vizcaíno, en un encuentro anterior.
El derbi que se jugará en el estadio Benito Villamarín el próximo sábado 21 de enero (22.00 horas, laSexta) servirá también para sellar la paz social y la instauración de una nueva época entre los dos eternos rivales. Lejos de episodios tan desagradables como los del busto o las continuas peleas entre presidentes y directivos, el Betis y el Sevilla aprovecharán su reencuentro en Primera para recuperar las buenas costumbres que casi siempre marcaron esta relación tan especial que existe entre ambos desde 1907. Así quedó ratificado ayer por la mañana, a una semana vista, en Heliópolis, donde se reunieron representantes de ambos clubes para ir planificando el gran partido y cerrar los detalles protocolarios del choque de rivalidad.

Entre otras cosas, Betis y Sevilla acordaron volver a celebrar el clásico almuerzo entre directivos, una tradición que con Manuel Ruiz de Lopera al frente de la entidad verdiblanca había desaparecido hace tiempo. Esta comida ya habría tenido lugar en el caso de que el derbi se hubiese jugado cuando le correspondía, en la primera jornada de Liga, pero la huelga de jugadores lo impidió. El almuerzo, como es natural, tendrá lugar el mismo día del partido, el sábado 21, y es muy posible que cuente con la presencia de algún alto representante del Ayuntamiento de Sevilla.

En realidad, todos los asuntos tratados ayer en el Villamarín ya habían sido consensuados en agosto, antes de que la inauguración del campeonato fuese suspendida por la susodicha protesta convocada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). También entonces se llegó a una entente para que el consejo de administración del Sevilla dispusiera de veinte entradas de palco. Así será ahora. En principio asistirán todos los consejeros, once, y el presidente, José María del Nido, que no pasa por su mejor momento tras la condena por el caso minutas. En el palco, además, se espera la compañía del alcalde de Sevilla, el popular y sevillista Juan Ignacio Zoido, aunque es un dato aún no confirmado por el anfitrión.

El club de Heliópolis, por otro lado, facilitará al de Nervión cerca de 150 invitaciones para sus compromisos y unas 1.300 entradas para sus aficionados. Es decir, el aforo íntegro del graderío destinado a las aficiones visitantes, entre Gol Norte y Fondo. El precio de esas entradas será de 40 euros, cinco euros menos de lo que les costará a los béticos o a los aficionados en general la entrada en el segundo anfiteatro de Fondo, que es el sector contiguo.

El tono de la reunión, al igual que en verano, fue "muy cordial", según cuenta Pablo Gómez Falcón. El vicepresidente verdiblanco, el consejero José Antonio Bosch y el nuevo director general, Santiago Pozas, fueron los representantes béticos y los encargados de recibir a José Castro, vicepresidente; José María del Nido Carrasco, vicesecretario; y el consejero Manuel Vizcaíno, que acudieron por parte del Sevilla FC. Nada que ver, por tanto, con los muchos episodios de la crisis en las relaciones entre ambas entidades, el último y más grave hace cinco años con motivo de aquella eliminatoria copera que deparó el botellazo a Juande Ramos, el incidente del busto de Lopera y un sinfín de declaraciones y acusaciones que hoy, un lustro más tarde, son historia.

NOTA EN COMÚN. La sintonía entre ambas partes fue total y tanto el club anfitrión como su visitante publicaron después una nota común en sus respectivas páginas web: "Los consejos de administración del Real Betis Balompié y el Sevilla Fútbol Club han mantenido una reunión en las dependencias del estadio Benito Villamarín para cerrar todos los aspectos institucionales y de protocolo relativos al derbi. [...] Las dos entidades tienen la sana intención de que la normalidad y las relaciones entre ambas sean las propias de un partido tan especial para la ciudad de Sevilla como el derbi", afirman Betis y Sevilla, que por supuesto dan como seguro que el derbi será declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia. Para la próxima semana, como es tradicional también, habrá una reunión en la Subdelegación del Gobierno con las autoridades policiales.

  • 1