Deportes

Del "Reyes no se vende" al "escuchen las ofertas"

El utrerano regresó hace un año como un ídolo y ahora el club sueña con hacer caja. 

el 27 dic 2012 / 21:50 h.

Reyes, pidiendo la pelota.

La vuelta a casa no está siendo todo lo feliz que José Antonio Reyes esperaba cuando, el pasado 5 de enero, el Sevilla anunció su regreso, ocho años después de poner rumbo a la Premier League. Reyes se fue entre lágrimas y escuchando cómo los aficionados golpeaban las puertas del estadio mientras el presidente anunciaba su millonario traspaso al Arsenal. Hoy en día las cosas han cambiado por completo. Tanto que cualquier oferta por el utrerano será más que bienvenida.

El nombre de Reyes comienza a ser protagonista estos días, previos a la apertura del mercado de invierno. La prensa turca, concretamente el diario fanatik.com, asegura incluso que jugador del Sevilla se ha convertido en uno de los objetivos del Fenerbahçe. El histórico club turco pretende reforzar su plantel con futbolistas importantes y se plantea incluso pagar buenas sumas de dinero, pese a estos tiempos de crisis generalizada que corren.

"Vamos a realizar entre dos y tres y fichajes", ha declarado Aziz Yildirim, presidente del Fenerbahçe, equipo que en su día eliminó al Sevilla de la Liga de Campeones y que intenta hacerse de nuevo un sitio en el panorama internacional tras una etapa de convulsión que incluso lo apartó de los torneos continentales.

Habrá que esperar acontecimientos, ya que no es el primer club que sondea a Reyes. La cuestión es que, en apenas un año, el utrerano ha pasado de ser aclamado por la afición cuando se conoció la noticia de su regreso a tener no una sino las dos puertas abiertas por si desea marcharse.

El Sevilla pagó unos 3,5 millones de euros al Atlético de Madrid por este canterano (29 años), con quien, a su vez, firmó un suculento contrato que se extiende nada menos que hasta 2015. El club de Nervión se comprometió, asimismo, a desembolsar otro millón a la entidad colchonera en función de objetivos.

Un reto personal. "Viene con un 10 de ilusión y motivación. No tengo duda de que triunfará", dijo José María del Nido en la presentación del hijo pródigo. El propio presidente reconoció que recuperarle para la causa se había convertido ya en un reto personal para él. "Hacía mucho tiempo que no me hacía tanta ilusión un fichaje. Nos saldrá bien, está muy implicado", destacaba, por su parte, Monchi. Ambos le han defendido desde entonces, esperando que sacara ese genio que sólo se ha visto a cuentagotas, de una forma decepcionantemente esporádica. Sin embargo, tanto el presidente como el director deportivo saben que si llega una oferta más o menos interesante, le invitarán a salir.

"Quien crea que con 28 años vengo a retirarme al Sevilla está loco. Quiero ganar títulos. Lo he hecho en todos los equipos en los que he estado y ahora deseo hacerlo también en el mío. Prefiero perdonar mucho dinero y vestir la camiseta del Sevilla a no perdonar y no poder venir", comentó Reyes a su regreso tras pasar por las filas del Arsenal, Benfica, Real Madrid y Atlético.

En su día, el traspaso del canterano fue considerado "fundamental para construir el actual Sevilla, que logró en lo sucesivo seis títulos, dos nominaciones como mejor equipo del mundo en 2006 y 2007 y ocho clasificaciones consecutivas para Europa", según resaltó el propio Sevilla cuando anunció su vuelta a Nervión.

Ahora, con las arcas necesitadas, vender a Reyes -léase ingresos en concepto de traspaso más el ahorro de salario del jugador-, a este Reyes que no termina de romper en un Sevilla que tampoco acompaña, podría ser un buen negocio.

  • 1