lunes, 19 noviembre 2018
02:16
, última actualización
Local

Del río a Camas, tres años después

El 15 de febrero de 2009 la Policía inició una búsqueda que aún no ha dado frutos.

el 14 feb 2012 / 13:35 h.

TAGS:

Hace ahora justo tres años decenas de buzos se sumergían en el río Guadalquivir en busca del cuerpo de Marta del Castillo. Miguel Carcaño, el joven con el que la chica tuvo una breve relación, había sido detenido dos días antes y había confesado a la Policía Nacional que había acabado con la vida de Marta y la había lanzado al río desde la pasarela que va hacia Camas. Tres años después, los agentes siguen buscando a la chica, esta vez en un barranco entre el citado municipio y Castilleja de Guzmán . Hoy comienza la tercera jornada de rastreo, sin que por ahora nada haga sospechar que el cuerpo pudo ser ocultado en esta zona.

Las esperanzas de encontrar con vida a Marta se esfumaron el 13 de febrero de 2009 con la confesión de Miguel: había matado a Marta de un golpe y se había deshecho de ella en el río. Su amigo Samuel Benítez corroboraba la misma versión horas después, ya 14 de febrero, al igual que el Cuco. Eso hizo que el 15 de febrero la Policía tomara el río, con la ayuda de los buzos de la Guarda Civil y de la Unidad Militar de Emergencia (UME). Era la primera gran búsqueda del cuerpo y nadie podía imaginar entonces que, tres años después, los investigadores aún tendrían por despejar la mayor incógnita del crimen, dónde está Marta.

Entonces, parecía cuestión de horas o días que el cadáver fuera localizado, pero tras un mes de intenso rastreo las posibilidades se agotaron. El rumbo de la investigación cambió entonces, cuando Miguel reconoció que él y el menor violaron a la joven y la tiraron a un contenedor. Los esfuerzos se centraron en el vertedero de Montemarta Cónica, donde, tras otro mes de intenso trabajo, no se localizó ni una sola pista de Marta.

Las miradas se tornaron, ya en septiembre de ese mismo año, hacia Camas, donde siguen puestas ahora. Fue la exnovia de Carcaño la que contó que el joven le había confesado que enterró a Marta en un solar tras la casa en la vivía ella, su familia y Miguel en la barriada camera de Caño Ronco. Los agentes rastrearon la zona, que fue levantada con maquinas excavadoras. Pese a que no se encontró nada la Justicia accedió a emprender una segunda búsqueda en Caño Ronco, en otra zona un poco más alejada de la que había marcado la joven.

Ahora, los agentes trabajan en un solar situado frente a esta barriada, justo al otro lado de la carretera que llega hasta Castilleja de Guzmán, y a tan sólo un kilómetro de la casa en la que vivía Miguel cuando ocurrió el crimen. Ayer, por segundo día, los agentes volvieron a la zona para llevar a cabo la inspección ocular que el juez del caso les ha ordenado. Un dispositivo de unos 60 o 70 agentes se repartieron por el barranco, sin que encontraran ningún indicio, una condición indispensable para poder justificar una búsqueda más exhaustiva y con más medios. Ayer, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, mostró su "respeto" hacia la actuación policial y dijo que "ojalá" dé resultados.


La Fiscalía del Supremo da el visto bueno al recurso

La Junta de Fiscales aprobó ayer que se interponga el recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) contra la sentencia de la Sección Séptima de la Audiencia Provincial que condenó a Miguel Carcaño a 20 años por el asesinato de Marta y absolvió al resto de los acusados (Francisco Javier Delgado, su novia María García, y Samuel Benítez).

Tras presidir el Pleno del Consejo Fiscal, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, informó en rueda de prensa de que la Junta de Fiscales acordó la interposición de este recurso por los "cinco" motivos recogidos por la Fiscalía de Sevilla en su anuncio de recurso, entre los que destaca el relativo a la "inadecuada" valoración de la prueba presentada en el juicio.

De hecho, la semana pasada el fiscal del caso, Luis Martín, remitió un informe de 17 páginas a la Fiscalía del Tribunal Supremo para que los tres mayores de edad que fueron absueltos sean condenados. En el informe el Ministerio Público defiende que la desaparición del cuerpo de Marta tuvo lugar de madrugada y no a las 22.15 horas, como señala la sentencia de la Audiencia Provincial, lo que situaría a María a esa hora en el interior del piso de León XIII.

Para sostener esta tesis, el fiscal hace referencia en su informe a la declaración de dos testigos, como son un vecino que vio a Miguel Carcaño a las 1.30 horas del día 25 de enero portando una silla de ruedas, y el propietario de un bar de la zona que vio sobre las 2.00 horas del mismo día a dos jóvenes encapuchados portando un bulto en una silla de ruedas. Además, la Fiscalía pide dar credibilidad al taxista que dice que trasladó esa noche al hermano de Miguel.

La familia de Marta también anunció su recurso ante el Supremo, al que pedirán que se repita el juicio para enjuiciar a todos los responsables juntos. La defensa de Miguel también ha recurrido para solicitar que se le rebaje la pena en al menos cinco años, ya que considera que los hechos se ajustan a un homicidio y no a un asesinato.


  • 1