Local

Demasiada lluvia y mal repartida

El índice de precipitaciones es el más alto de la década, pero hay zonas con déficit.

el 19 ago 2010 / 19:32 h.

TAGS:

La Generalitat ha decretado el nivel naranja de riesgo por fuertes lluvias y tormentas en toda la comunidad autónoma.

En España durante este año no ha dejado de llover sobre mojado. De hecho, la media de la precipitación acumulada en el actual año hidrológico está un 23% por encima de los valores normales. Es la cifra más alta de la última década en España. En muchos casos los torrenciales de lluvia han sido desproporcionados, lo que ha provocado graves desastres, como las recientes inundaciones de Córdoba y Murcia.

El problema, según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera, es que el agua caída desde octubre al 30 junio se ha repartido muy mal. Hay muchas zonas del norte con déficit, mientras que se han dado índices de superávit en otras zonas, como Andalucía. Ello se debe a que las copiosas lluvias del pasado invierno, fueron más abundantes en el sur que en la mitad norte del país.

Una consecuencia positiva de este aumento en las precipitaciones es que la mayoría de las cuencas hidrográficas han conseguido superar los efectos de la última y una de las peores sequías sufridas en España, que tuvo lugar entre 2004 y 2005. Este periodo fue el más seco desde que se dispone de datos históricos. Sin embargo, ahora el agua embalsada se sitúa 24 puntos porcentuales por encima del valor medio de los últimos diez años, lo que rompe "significativamente" con la tendencia anterior.

Así lo refleja el último informe del Observatorio Nacional de la Sequía del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, un centro de referencia para el seguimiento y análisis de la sequía en el país. Desde el Observatorio se explica que, durante los cinco últimos años, se atendieron las demandas de abastecimiento humano, pero ha habido importantes restricciones en usos agrarios. "Estas condiciones pueden anticipar que, probablemente, a lo largo de 2009-2010 y de manera global, podrán atenderse todos los usos, aunque existen aún algunas zonas del territorio nacional en las que subsisten problemas (como la cuenca del Tajo)", añade el documento.

No obstante, al inicio del presente año hidrológico (del 1 de octubre al 30 de setiembre), había un gran número de cuencas en situación de alerta. Esto motivó la aprobación de un real decreto con medidas para paliar la sequía, que mantendrá su vigencia hasta el próximo 30 de noviembre "pero apenas se aplicará", sostiene el informe del Observatorio. En cualquier caso, el estudio refleja que aún habrá que esperar la evolución de lo que resta de año hidrológico para ver si se consolida esta tendencia positiva.

Los datos también reflejan que la precipitación media nacional desde el pasado 1 de octubre hasta el 27 de julio ha sido de 742 litros, valor que supera la media nacional normal para ese periodo, que se situaba en los 580 litros. Este alto índice ha estado propiciado, según el Observatorio, por las abundantes lluvias que se produjeron desde diciembre hasta la fecha actual. Estas precipitaciones consiguieron mejorar de forma significativa la situación, causando un aumento de la humedad del suelo y de la escorrentía.

Por otro lado, entre los meses más secos se encuentra el pasado mes de mayo, que fue, en general, más árido de lo normal, con un nivel de precipitaciones en todo el país de un 20% por debajo de su valor medio. En este sentido, especialmente seco fue este mes en el sureste de Andalucía, donde las lluvias quedaron por debajo del 25% de su valor medio. En cambio, resultó muy húmedo en Mallorca, donde en el norte de la isla las lluvias acumuladas superaron ampliamente el triple de sus valores medios.

El mes de junio, por su parte, ha resultado extremadamente húmedo, especialmente, en zonas del norte de la península ibérica. Este mes dejó, además, el máximo registro de precipitación diaria, que tuvo lugar en Montblanc (Cataluña), donde cayeron el 9 de junio más de 260 litros, según el informe pluviométrico mensual del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino.

Este año, además, se ha invertido en obras de emergencia para paliar los efectos de una posible sequía. En total el presupuesto empleado en estas infraestructuras asciende a 51 millones de euros, de los cuales el mayor importe correspondió al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, donde se han invertido 19 millones de euros. Esta reserva natural situada en Ciudad Real sufre graves problemas de sequía, que amenazan su supervivencia.

  • 1