Local

Demasiada 'maría' para esconderla

Los policías que acudieron a Torreblanca a entregar una citación judicial no podían creerlo: la generosa plantación de marihuana en la azotea de un vecino se veía perfectamente desde la calle, porque las 60 macetas medían 2,5 metros. Le hubiera reportado 25.000 euros, pero fue detenido un mes antes de poder empezar a venderla.

el 16 sep 2009 / 06:19 h.

TAGS:

Los policías que acudieron a Torreblanca a entregar una citación judicial no podían creerlo: la generosa plantación de marihuana en la azotea de un vecino se veía perfectamente desde la calle, porque las 60 macetas medían 2,5 metros. Le hubiera reportado 25.000 euros, pero fue detenido un mes antes de poder empezar a venderla.

Los agentes, que iban de uniforme escoltando al personal del juzgado que tenía que entregar una citación a otro vecino, se quedaron mirando a la azotea de la vivienda situada en las inmediaciones de la plaza del Platanero, y su asombro al ver la frondosa plantación de droga fue tal que incluso hicieron fotografías con sus teléfonos móviles.

Desde el suelo se apreciaba perfectamente lo que resultó ser una plantación de 60 macetas de cannabis sativa, esto es, marihuana. Las plantas medían hasta 2,5 metros y cuando fueron recogidas pesaron 30 kilos.

Los policías avisaron rápidamente al grupo de Mediano Tráfico de la Jefatura Superior, que decidió enviar al helicóptero del cuerpo para que tomase imágenes desde el cielo. Pero en la calle ya se había formado un cierto alboroto y el dueño de la vivienda, al percatarse de que entre los curiosos había policías de uniforme, trató de esconder su cultivo colocando sobre las plantas una lona verde, que impidió al helicóptero fotografiar la marihuana, aunque las plantas incluso sobresalían por los lados de la tela.

De poco le sirvió: la Policía Nacional no tuvo demasiados problemas para que el juzgado le concediese una orden de registro. El propietario de la vivienda, Óscar G.V., de 30 años y sin antecedentes, fue detenido acusado de un delito contra la salud pública, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía a través de un comunicado. Tenía varios envases con cogollos de la planta listos para su venta.

La Policía ha calculado que la droga que guardaba le hubiera podido suponer un beneficio de 25.000 euros si la hubiera comercializado en el mercado negro, pero no tuvo ocasión: falta un mes para que la marihuana pueda ser recolectada y secada para su venta, de forma que la plantación estaba intacta, según precisaron fuentes policiales.

Los hechos tuvieron lugar la semana pasada, y una vez finaliza la investigación el hombre fue puesto a disposición del juzgado encargado del caso.

La incautación de la droga es muy similar a otra realizada hace dos semanas por la Policía Local, también en Torreblanca. Los agentes también iban escoltando a una comisión judicial cuando un vecino les alertó de que en el patio común de una vivienda, y justo al lado de una piscina infantil, había 12 plantas de cannabis sativa que también superaban los dos metros de altura.

Los agentes identificaron al dueño e iniciaron las diligencias por un delito contra la salud publica. Pocos días antes, la Policía Local decomisó otras 13 macetas de la droga, esta vez en Alcosa.

  • 1