Deportes

Al Betis le bastó con un gran Guille Sara y un inspirado Cedrick para salir victorioso en su regreso a Europa

Varios paradones del meta argentino evitaron que los checos cobraran ventaja y el extremo sentenció al final, después de que su equipo lo pasara muy mal.

el 22 ago 2013 / 23:17 h.

JABLONEC VS. BETIS   Jablonec BetisEl Betis logró una apretada victoria (1-2) en su visita a la cancha del Jablonec checo, un resultado que no refleja los apuros que pasó el equipo verdiblanco, que tuvo en el meta Guillermo Sara a su salvador y en el congoleño Cedrick, otra vez, al hombre más peligroso e incisivo en ataque, pues suyo fue el gol del triunfo cuando el partido agonizaba que deja bien encarrilada la eliminatoria. Pepe Mel introdujo cuatro cambios en el equipo titular respecto del que debutó el pasado domingo en Liga ante el Real Madrid, dando entrada a Guillermo Sara, Steinhofer, Xavi Torres y Vadillo en lugar de Andersen, Chica, Matilla y Juanfran, aunque el equipo, salvo en la portería –ya que Sara hizo un partidazo– no mejoró con ninguno de ellos y durante muchos minutos de partido fue a la deriva y estuvo a merced del rival. El Betis salió con mucha ambición atacante pero poca solvencia defensiva, presionando muy arriba a los checos, que con balones largos cogían con suma facilidad las espaldas de los zagueros, en especial de Steinhofer y los dos centrales, por lo que muy pronto empezó a pasar por serios apuros la meta de Sara, al que Paulao (11’) salvó de encajar el 1-0 al sacar bajo palos un remate de Hubnik, pues los checos, merced a su envergadura, también llevaban mucho peligro en las acciones a balón parado. No estaban cómodos los jugadores béticos en el partido, con desajustes defensivos que fueron yendo a más conforme avanzaba el partido y escasas apariciones en ataque, donde solo Cedrick daba sensación real de peligro cada vez que cogía el balón, todo lo contrario que Vadillo. Sin  embargo fue Jorge Molina (20’) quien adelantó a los béticos cuando peor lo pasaban, al aprovechar un gran servicio de Nacho para batir al meta Spit, que estuvo muy poco afortunado en su media salida. Paulao (29’), a la salida de un córner, y el propio Molina (38’ y 39’) pudieron dejar en los minutos siguientes –los mejores del Betis– la eliminatoria sentenciada, pero no fue así y, cuando parecía que podía decantarse fácilmente del lado bético lo que llegó fue el 1-1, obra de Kopic (42’) que dejó las espadas en todo lo alto para la segunda mitad. A PEOR TRAS EL DESCANSO. El Betis, con serias lagunas en tareas de contención, no dio buen imagena en el primer periodo, muy distante de la que ofreció de salida en el Bernabéu. Pero la cosa fue a peor tras el descanso, en el que el meta Sara evitó con sus paradas una bochornosa derrota, pues la zaga bética hizo aguas por todos lados y las ocasiones de gol de los checos se sucedían sin remisión, aunque el meta argentino siempre respondió con acierto a todas ellas. Hubnik (46’), Vanek (58’). Pitak (65’), Benes y de nuevo Hubnik (66’) pudieron hacerle un auténtico descosido a los béticos en el arranque de esta segunda parte, pues la defensa era un coladero y el medio campo, donde participó muy poco Nosa y se vio superado Xavi Torres, era incapaz de llevar el mando y controlar el juego a base de posesión. Hasta que Mel no se decidió a hacer cambios, quitando a Vadillo y Xavi Torres (66’ y 69’) para dar entrada a Chuli y Matilla, primero, y Juan Carlos por Molina, después, el Betis no dio señales de vida. Empezó a darlas con un par de apariciones de Chuli –que muy pronto superó las prestaciones ofrecidas por Vadillo– y la reaparición de Cedrick, al que el lateral Elias había atado en corto durante un buen rato de la segunda parte hasta que volvió a aparecer en los compases finales para hacer varias de las suyas. El extremo congoleño volvió a ser el mejor jugador de campo del equipo y una pesadilla constante para los checos. El tanto de la victoria llegó en una jugada de Juan Carlos por la derecha, con remate a pierna cambiada que no atajó el portero local y Cedrick recogió en la boca de gol (85’), adelantándose a los defensas. Con los porteros cambiados –el checo falló en los dos goles béticos, Sara evitó cuatro o cinco–, el Betis podría haberse traido un marcador bochornoso. Pero bajo palos tiene a Guillermo Sara, que confirmó las excelentes referencias que se tenían de él: un gran portero al que no son pocos los que pronto ven con la absoluta de la selección argentina. Y en punta a Cedrick, todo un descubrimiento, que ya se lució en el Bernabéu y ayer volvió a resultar decisivo. Anotó el 1-2 y aun tuvo tiempo de hacer el 1-3 en el descuento, con otra veloz cabalgada en la que logró plantarse ante el portero, quien esta vez sí estuvo acertado y evitó lo que pudo ser la sentencia de una eliminatoria que el Betis, sin jugar bien, tiene muy bien encarrilada. 1 - Baumit Jablonec: Spit; Benes, Kysela, Novak, Elias; Cízek (Trestnak, m.77), Loucka, Vanek, Piták (Vosahlik, m.90), Kopic (Jablonsky, m.84); y Hubník. 2 - Real Betis: Sara; Steinhöffer, Paulao, Perquis, Nacho; Nosa, Verdú, Torres (Matilla, m.70); Vadillo (Chuli, m.67), Cedrik; y Molina (Juan Carlos, m.80). Goles: 0-1, m.20: Molina. 1-1, m.44: Kopic. 1-2, m.85: Cedrik. Árbitro: Alexandru Dan Tudor (RUM). Amonestó a los locales Novak, Kopic y Pitak, y al bético Cedrik. Incidencias: Partido de ida de la última ronda de clasificación para la fase de grupos de la Liga Europa jugado en el estadio Chance Arena de Jablonec nad Nisou (R.Checa ante unos 5.000 espectadores (80 % de la capacidad).

  • 1