viernes, 16 noviembre 2018
01:51
, última actualización
Local

Demasiadas cumbres borrascosas

el 06 feb 2012 / 21:53 h.

TAGS:

Otro petardo. No hay por dónde cogerla. La feria de Castellón presentada por Enrique Patón sigue la estela mediocre del abono trazado por Simón Casas para las Fallas de Valencia, con las que se solapa este año por imposición del calendario litúrgico. Las ausencias de El Juli, Morante y Manzanares -las máximas figuras del momento- dejan con las vergüenzas al aire un ciclo que se quiere apuntalar con ese triple y excesivo desafío torista que combina miuras, victorinos y cuadris para experimentar algún tipo de alternativa a esas ausencias irreparables.


Incógnitas hispalenses. En medio de este panorama, la gestación de la cada vez más próxima Feria de Abril permanece ralentizada. Hay quien asegura que los representantes de All Sports Media se reunieron la semana pasada con los gestores de la empresa Pagés. Si fue así, nada ha trascendido. Sí se empieza a especular en voz cada vez más alta con la ausencia de Julián López El Juli -convertido en chivo expiatorio de la torpe rebelión catódica- y hasta hay quien apunta el nombre de un frágil estilista del segundo circuito para ocupar el ancho hueco que dejaría el madrileño en el lujoso cartel del Domingo de Resurrección. En cualquier caso, la determinación de El Juli es firme. El pasado domingo ya se encargó de abortar la retransmisión de la Corrida del Aniversario en la de México a través de las cámaras de Canal Plus. Mientras, se sigue negociando en público y en privado con la vuelta del toreo a los medios generalistas para romper monopolios y ciertos liderazgos mediáticos en una guerra sorda que podría terminar como el rosario de la aurora. Volviendo a la calle Adriano, sí parece seguro el acuerdo con Manzanares. Incluso ya se ha apuntado en algunos medios que las ganaderías de Garcigrande, Núñez del Cuvillo y Juan Pedro Domecq figuran en la agenda del gran artista alicantino para escenificar su reencuentro con la afición de Sevilla. Y ya que andamos por la plaza de la Maestranza no está de más recordar que José Tomás puede cumplir una década sin actuar en este trascendental escenario si los astros no se alinean para que pueda estar presente, quizá cuando estemos despidiendo la primavera y oliendo a romero. Las gentes del Divino, ni saben ni contestan;ni en Sevilla ni en Pequín. Pero todo se andará.

Modestos y demagogia. El revuelo que hay montado también ha servido a algunos empresarios para tirar de demagogia taurina -siguiendo la estela de Castellón- apoyándose en esos sectores de la afición que detestan el presente y añoran un pasado que nunca vieron. Así se han orquestado las encerronas de varios toreros modestos con ganaderías de marchamo duro. Pero estos aspirantes se pueden estrellar con todo el equipo si no aprovechan esas oportunidades de oro que, una vez más, pondrán a cada uno en su sitio para bien y para mal. Las auténticas figuras lo son por algo.

Oportunidades ciertas. Quedarían fuera de esa simplista ecuación dos sólidos proyectos que están revalidando en América las buenas cualidades que mostraron en la pasada campaña. Estamos hablando de Iván Fandiño -con o sin los seis toros de Bilbao- y David Mora, que se encuentran en el momento de su vida. No sabemos cuánto durará, de ellos depende aprovecharlo. Si logran ser auténticas figuras, todos los que ahora los usan como moneda de cambio con los toreros de la primera fila les darán la espalda. Y es que en en el toreo, la historia siempre se repite.
en twitter @ardelmoral

  • 1