Local

Dentro de 11 días no se podrá fumar en ningún local cerrado

El Congreso aprueba la ley antitabaco sin cubículos para fumadores.

el 21 dic 2010 / 21:09 h.

TAGS:

El cartel de prohibido fumar a partir del día 2 colgará en todos los espacios públicos.
El Congreso aprobó ayer la ley antitabaco por la que en menos de dos semanas, apenas once días, no se podrá fumar en ningún establecimiento público cerrado. La normativa entrará en vigor el 2 de enero, de modo que Nochevieja y primero de año serán las últimas fiestas en las que los españoles podrán apurar sus cigarrillos en bares, restaurantes y discotecas.


La mayoría parlamentaria echó por tierra ayer el intento del PP de que se permitiera la construcción de cubículos para fumadores, como solicitaban los hosteleros. Tampoco habrá exenciones fiscales para aquellos que hicieron obras en cumplimiento de la anterior ley.


Los diputados coincidieron en que 2011 ofrece una oportunidad genial a los adictos al tabaco para dejarlo, al tiempo que se libera a los 800.000 trabajadores de la hostelería de un aire contaminado, por el que cada año mueren en España alrededor de 5.000 fumadores pasivos.
Según el doctor Plácido Gascó, del Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la nueva ley, junto con la subida del precio del tabaco y la inclusión de imágenes en las cajetillas, favorecerá que en 2011 hasta un millón de personas dejen de fumar en España.


Ante el escepticismo de algunos sobre si los españoles respetarán la nueva ley, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, reconoció que adaptarse a la prohibición "no será fácil ni inmediato" y exigirá "una responsabilidad compartida por todos y todas". "Confiamos en la inmensa mayoría de empresarios que siempre cumplen y respetan las leyes", enfatizó Pajín, quien insistió en que se ha dado "un paso decisivo a favor de la salud pública" en España.
Y es que "el Gobierno es consciente del esfuerzo colectivo que conllevará su aplicación", como declaró Pajín, tras alegar que "no se puede exagerar pero tampoco ignorar que en España mueren 50.000 personas cada año a consecuencia del tabaco", una cifra mayor que la derivada de accidentes de tráfico.


Pajín lanzó también un "mensaje tranquilizador" a la hostelería, recurriendo a la situación de otros países y a diversos estudios que "dicen claramente que aunque existe un tiempo de adaptación, los bares no se quedarán sin clientes".


Nuevas oportunidades. Según la ministra de Sanidad, la prohibición de fumar supondrá nuevas oportunidades de negocio para los hosteleros, al contar ahora con todos aquellos clientes para los que el humo es un obstáculo. Aunque es cierto que "va a exigir cambios" y que se necesitará "cierto tiempo", porque "los hábitos no se cambian en un día", Pajín esgrimió que "merece mucho la pena" este esfuerzo.


No obstante, el presidente de la Asociación de Maitres y Camareros de España, Mariano Castellanos, manifestó que la nueva normativa traerá consigo el cierre de pequeños locales y restaurantes y, en consecuencia, producirá un aumento en el número de parados.


Por su parte, las asociaciones científicas y las sociedades de profesionales sanitarios, presentes en las tribunas de la Cámara Baja, aplaudieron a la titular de Sanidad. Mientras, el portavoz del Club de Fumadores por la Tolerancia, Javier Blanco, destacaba ayer que la nueva ley "no busca la protección de los no fumadores, sólo busca ahondar en políticas de acoso y derribo contra los fumadores".

  • 1