Local

Denuncia por lo penal al alcalde a causa de los vertidos al río

La Fiscalía de Sevilla ha interpuesto una denuncia penal ante un juzgado de Morón de la Frontera contra el alcalde, Manuel Morilla (PP), y el concejal de Medio Ambiente, Antonio José Ramírez, por la conducta "continuadamente tolerante u omisiva" de la administración local respecto a los vertidos al Guadaíra.

el 15 sep 2009 / 03:38 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla ha interpuesto una denuncia penal ante un juzgado de Morón de la Frontera contra el alcalde, Manuel Morilla (PP), y el concejal de Medio Ambiente, Antonio José Ramírez, por la conducta "continuadamente tolerante u omisiva" de la administración local respecto a los vertidos al Guadaíra.

Según informó el Ministerio Público a través de una nota de prensa a la agencia de noticias Europa Press, de que a pesar de la existencia de inspecciones de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) relativa a la situación "crítica" del estado de la calidad de las aguas del río Guadaíra y de las correlativas diligencias de la Guardia Civil que debieron llegar a conocimiento de los responsables municipales, éstos no adoptaron medida de control alguna a pesar de sus competencias.

La Fiscalía añade que los servicios de control y vigilancia de la Comisaría de Aguas formularon denuncias los pasados días 26 y 30 de noviembre, así como el 6 de diciembre de 2006 contra el Ayuntamiento de Morón de la Frontera, incoándose como consecuencia de ello expediente administrativo sancionador contra dicho Consistorio, a causa de vertidos de aguas residuales urbanas procedentes del colector previo de la EDAR (estación depuradora de aguas residuales urbana) y un aliviadero al cauce público del arroyo El Cuerno, tributario del río Guadaíra.

Los días 9, 10 y 11 de enero de 2007 el mismo servicio de la CHG acudió al arroyo a tomar muestras de vertidos procedentes del colector citado en presencia de agentes de la Policía Local de Morón de la Frontera.

Ese resultado se comunicó al Ayuntamiento desde la Comisaría de Aguas para que ejerciera sus competencias en materia de alcantarillado y tratamiento de las aguas residuales y para que -a la vista de que se incrementó el volumen y los contenidos contaminantes procedentes de la industrias de aderezo conectadas a la red municipal- se clausuraran las conexiones de esas entidades al alcantarillado.

La petición de la fiscalía llega precisamente cuando el Ayuntamiento de Morón de la Frontera había comenzado a implicarse en la conservación de la calidad del agua del río al tomar medidas para controlar los vertidos industriales.

De hecho, el pasado mes de marzo, el Consistorio anunció la entrada en vigor de una nueva ordenanza municipal que contempla multas de hasta 12.000 euros por los vertidos industriales. Asimismo, a finales de febrero comenzó a andar la nueva depuradora del municipio.

De cualquier forma, en su momento, el estado impuso al gobierno local una multa de 600.000 euros por esta cuestión

  • 1