Denuncian al Ayuntamiento de Los Palacios por destinar a otros fines el dinero a la dependencia

Las trabajadoras inician una recogida de firmas para exigir sus nóminas, atrasadas desde junio.

el 24 ago 2011 / 19:35 h.

Depentya Sociosanitaria , la empresa contratada por el Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca para gestionar la ayuda a domicilio de personas dependientes, ha anunciado que denunciará al Consistorio tanto en los juzgados como en la Junta de Andalucía por destinar los fondos librados por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social para la atención a la dependencia a "otros fines" que no son pagarle.

La empresa asegura que el Ayuntamiento debe 600.000 euros y que por eso no tiene liquidez suficiente para pagar las nóminas de sus 96 trabajadoras, que el pasado martes iniciaron una huelga indefinida con una manifestación que recorrió el centro del pueblo. Las empleadas, sin embargo, lideradas por el sindicato CCOO, aseguran no protestar exclusivamente contra el alcalde, Juan Manuel Valle (IP-IU), que incluso las ha asesorado en sus reivindicaciones, sino contra la empresa, a la que acusa de cometer "irregularidades", según manifestó la presidenta del comité de empresa, Eva María Rioja.

El gerente de Depentya, José Ángel Pazos, pretende que la Junta proceda a "la fiscalización de las prestaciones económicas que para la atención a las personas en situación de dependencia libra y abona al Ayuntamiento, adoptando las medidas oportunas para que el destino de dichos fondos sea, precisamente, la atención de este servicio como derecho reconocido al ciudadano dependiente". A juicio de Depentya, la situación en Los Palacios supone "un claro quebrantamiento legal, no sólo de carácter administrativo, puesto que la propia Ley General de la Hacienda Pública Andaluza establece el carácter vinculante de estos fondos en el presupuesto del ejercicio 2011, sino incluso de carácter penal, a resultas del destino aplicado por el gobierno municipal a los mismos".

Valle aseguró el pasado martes que, cuando entró como alcalde en junio, pagó 75.000 euros a la empresa, y no de los fondos que el Gobierno andaluz ingresa semestralmente, pues éstos "se los había fundido" el anterior equipo de gobierno del PSOE en marzo. Cuando a principios de agosto llegó la segunda partida anual para Dependencia, 227.000 euros, la Tesorería General de la Seguridad Social, a la que el Ayuntamiento palaciego debe casi tres millones, absorbió el dinero inmediatamente. De modo que, de momento, no hay más dinero para ingresar a Depentya, a la que el regidor palaciego acusa de "no tener colchón financiero para hacerse cargo de sus nóminas" teniendo en cuenta que "la empresa recibe los 13 euros por hora que nos llega de la Junta mientras que paga a sus empleadas 5,5 euros más los seguros sociales". El alcalde aseguró estar esperando ingresos de otras administraciones para poder pagar a Depentya al menos "180.000 euros y que pague a sus trabajadoras".

La empresa, por su parte, defiende su labor por haber ofrecido "más de 250 empleos de calidad". De las reuniones con el alcalde no ha surgido ningún acuerdo, pues el gerente lo acusa directamente de querer "terminar con la empresa" y el primer edil reconoce tener otras alternativas para prestar el servicio "si la empresa quebrase".

Entretanto, sólo 24 de las 96 trabajadoras de ayuda a domicilio prestan servicio desde el martes a los casos más graves. El resto -las mismas que se manifestaron con consignas como Los bancos no esperan o Depentya, paga ya- se ha organizado por distintos barrios recabando firmas de apoyo. A finales de agosto, si no hay solución, llevarán tres meses sin cobrar.

  • 1