Local

Denuncian otro despido de una embarazada

CCOO denunció ayer un nuevo caso de despido a una mujer embarazada. La joven, de 22 años, trabajana en un hotel de la capital hasta que supieron que estaba encinta, al día siguiente la despidieron. La empresa no quiso hacer ninguna declaración al respecto. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 10:25 h.

TAGS:

CCOO denunció ayer un nuevo caso de despido a una mujer embarazada. La joven, de 22 años, trabajana en un hotel de la capital hasta que supieron que estaba encinta, al día siguiente la despidieron. La empresa no quiso hacer ninguna declaración al respecto.

Paola Ramírez está embarazada de siete meses y, según denunció ayer el sindicato CC.OO en un comunicado, acaba de ser despedida por ese motivo. Su caso podría ser uno de ese 30% que en los primeros meses de este año ha copado las consultas al Servicio de Defensa Legal de UGT y CCOO, desde donde aseguran que las demandas por despidos a mujeres encinta se han doblado este año.

La joven, de 22 años y vecina de Aznalcóllar, había entrado a trabajar en un hostal de Sevilla, perteneciente a la empresa The Turist in Seville S.L. (Grupo Pirámide) "a principios de julio". La empresa desconocía entonces que esperaba su primer hijo, hasta que tuvo que cambiar el turno para "poder asistir a una revisión médica", explicó la joven. "Me dijeron que fuera de mañana y le pedí a mi jefa ir por la tarde", pero al día siguiente "me encontré la sorpresa".

El 12 de agosto la empresa le presentó un documento a Paola, que trabajaba de ayudante de recepcionista, "con la excusa de darle la baja en el hotel, para trasladarla a otro centro de la cadena hotelera", relata el sindicato en el comunicado. Sin embargo, Paola afirma que el documento "era el finiquito y el despedido", del que no le dieron copia. "Me explicaron lo del cambio del hotel, porque al parecer cada uno de ellos es una empresa diferente y me dijeron que ya me llamarían, pero era el finiquito", dijo Paola, "eso justo al día siguiente de saber lo de mi embarazo".

CC.OO ya ha presentado una denuncia en la Inspección de Trabajo, "por esa y varias irregularidades más en esta empresa", con la que este periódico intentó varias veces ponerse en contacto en la tarde de ayer para conocer su versión de lo ocurrido, aunque rehusó a hacer declaraciones.

Paola, que tenía un contrato por obras y servicios hasta el 9 de septiembre, también va a presentar la pertinente demanda contra la empresa, ya que espera que se haga justicia "porque es una discriminación que por estar embarazada me despidan". Además, asegura que también hubo irregularidades en su contrato y en las cuantías salariales.

  • 1