Local

Denuncian que se guarda droga en camiones al raso

Las 11 toneladas de hachís incautadas en enero en Sevilla Este se guardan en dos camiones que están aparcados al aire libre en el antiguo cuartel de la Policía Nacional, en Blas Infante, porque no hay ningún depósito en el que almacenarlas.

el 15 sep 2009 / 23:12 h.

TAGS:

Las 11 toneladas de hachís incautadas en enero en Sevilla Este se guardan en dos camiones que están aparcados al aire libre en el antiguo cuartel de la Policía Nacional, en Blas Infante, porque no hay ningún depósito en el que almacenarlas, según denunció ayer el Sindicato Unificado de Policía (SUP). La Jefatura afirma que están vigilados.

Por surrealista que parezca, las 11 toneladas de hachís que el grupo de Mediano Tráfico de Drogas requisó a una banda de narcotraficantes a finales de enero están almacenadas en dos camiones policiales, aparcados en el patio de las instalaciones policiales situadas entre la avenida de Blas Infante y la calle Rubén Darío.

Los camiones están junto a la garita donde un agente vigila permanentemente la entrada de personas al antiguo cuartel de la Policía Armada, hoy sede de varias brigadas de la Policía Nacional, y su control se ha reforzado con un funcionario más.

La droga no se puede destruir, porque es una prueba judicial y debe ser el juez del caso quien ordene que se hace tras tomar las muestras necesarias para el proceso judicial que deberán afrontar los detenidos por traficar con ella. Según la información que maneja el SUP, la quema de la droga tendrá lugar en marzo en una incineradora de Asturias, la única autorizada a quemar droga en toda España, según explicó el responsable del sindicato en Sevilla, Manuel Espino.

No es la primera vez que la falta de depósitos para la droga levanta la polémica. Tras descubrirse el robo de 100 toneladas de cocaína y heroína en los calabozos de estas mismas instalaciones policiales, donde se almacenan los alijos porque no existen los depósitos judiciales previstos en la ley, el jefe superior de Policía recordó que es el juzgado quien debe custodiar estas pruebas.

Enrique Álvarez Riestra insistió en que hace más de una década que se aprobó la creación de depósitos judiciales en Sevilla, pero al no haberlos, los jueces derivan esta responsabilidad a la Policía, que no tiene instalaciones adecuadas para custodiarla. Recordó también que la ley prevé destruir los alijos dejando sólo muestras pequeñas, lo que minimiza el peligro de guardar tales cantidades de estupefacientes.

El SUP hizo hincapié, además del riesgo que supone esta forma de custodiar el hachís, en que los camiones en los que se guarda la droga no están siendo usados para sus fines, "con la falta de medios que hay en la Policía". "Llevamos años pidiendo a la Consejería de Justicia unas instalaciones adecuadas", apostilló.

  • 1