Economía

Deoleo confirma un gran gesto al olivar andaluz al trasladar su sede a Córdoba

El domicilio pasa de Madrid al municipio de Alcolea, donde radica su principal planta de envasado, por razones «de negocio y oportunidad» y en un guiño tras la polémica por la pérdida de su ‘españolidad’.

el 08 may 2014 / 23:28 h.

TAGS:

Un trabajador de la compañía aceitera Deoleo en la fábrica cordobesa de Alcolea. / EL CORREO Un trabajador de la compañía aceitera Deoleo en la fábrica cordobesa de Alcolea. / EL CORREO En un claro gesto hacia el olivar andaluz y para sacudirse también la polémica sobre la pérdida de su españolidad tras la toma de buena parte del capital por parte del fondo de capital riesgo británico CVC, el consejo de administración de la compañía de aceites de oliva y semillas Deoleo, propietaria de las reputadas marcas españolas Koipe y Carbonell e italianas Bertolli y Carapelli, ha aprobado proponer a la junta general de accionistas el traslado de su sede social desde la ubicación actual en Rivas Vaciamadrid (Madrid) hasta la localidad cordobesa de Alcolea, donde radica su principal fábrica de envasado en esta comunidad. Tras esta decisión ha habido, asimismo, una intensa labor mediadora del propio Gobierno autonómico, como una de las iniciativas para compensar que finalmente no se haya forjado un frente de inversores andaluces con capacidad para tomar las riendas de la principal aceitera española y la más internacional en marcas, al tiempo que se arranca un evidente compromiso hacia las producciones oleícolas de aquí. Este traslado queda indicado en el orden del día para la próxima junta de accionistas, remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un documento que incluye también el informe anual sobre el buen gobierno y los detalles ya consabidos de las operaciones societarias para el definitivo desembarco de CVC. La reunión: 11 de junio. En concreto, Deoleo indica que se cambiará el artículo 4 de los estatutos para que figure la nueva sede social de la compañía, y que el consejo de administración podrá acordar el traslado del domicilio social dentro del mismo término municipal de Alcolea. Si se quisiera alguna vez llevárselo al extranjero, se exigiría la ratificación de al menos el 60 por ciento de los derechos de voto de los accionistas. Y en principio, la sede social implica también la fiscal, es decir, el abono de los impuestos empresariales en territorio andaluz. Se llegó a sopesar que fuera Sevilla la ciudad elegida. Sin embargo, los principales activos industriales de Deoleo se encuentran en las provincias de Jaén y Córdoba, por mucho que aquella sea la capital de Andalucía. El traslado se justifica «por razones de negocio y oportunidad», sostiene la aceitera. La empresa, además, reseña que el ejercicio de 2013 ya auditado arroja unas pérdidas acumuladas de 196,6 millones de euros. Para enjugarlas, se acometerá una reducción de capital por importe de 138,56 millones, hasta los 438,77 millones –61,67 millones para compensar y 76,88 millones en reservas voluntarias–. El pasado 25 de abril el grupo cooperativo malagueño Dcoop (antes Hojiblanca) comunicó a la CNMV su decisión de vender una participación del 8,64 por ciento en Deoleo a la sociedad Ole, controlada por CVC Capital Partners, de manera que la sociedad británica se hará con el 29,99 por ciento del capital del líder mundial en la venta de aceite de oliva al sumar las participaciones de Bankia y BMN antes de lanzar una opa por la totalidad del accionariado. Unicaja mantendrá su 12,674 por ciento, así como Caixabank –5,282 por ciento heredado de Banca Cívica, donde estaba Cajasol– y Kutxabank (4,84 por ciento, que asumió de la absorbida Cajasur–. Estas tres entidades manifiestan que se quedarán y no se descarta que la sociedad estatal SEPI adquiera un porcentaje superior al 3,5 por ciento.

  • 1