miércoles, 19 diciembre 2018
01:41
, última actualización
Deportes

Desafío de altura para el campeón

Nápoles, Inter, Fiorentina o Zenit son algunos de los rivales de mayor nivel con los que podría ser emparejado el Sevilla en el sorteo del lunes.

el 13 dic 2014 / 10:54 h.

Los jugadores del Sevilla se entrenan en el Feyenoord Stadium. Foto: Manuel Gómez. Los jugadores del Sevilla se entrenan en el Feyenoord Stadium. Foto: Manuel Gómez. Nacho Pérez No suele tener el sorteo de los dieciseisavos de final de la Europa League tanto nivel como el que posee este año. El descalabro de algunos equipos importantes del continente en la Champions League y el alto nivel que ya de por sí tenía la competición en esta edición han hecho posible que esto sea así. No es ésta la primera ocasión en la que el Sevilla accede a esta ronda después de terminar la fase de grupos en la segunda posición, pero el campeón deberá estar a la altura. Sea cual sea el rival, lo que parece claro es que el conjunto nervionense tendrá que emplearse a fondo para superar una eliminatoria que deberá definir como visitante. Rivales_SFC Los rivales italianos Son quizás los más temidos a pesar de que el calcio no pasa actualmente sus mejores días. El Nápoles de Rafa Benítez, Callejón, Albiol y Michu no lo pondría nada fácil en San Paolo. El Inter de Gary Medel, por su parte, combate su mal momento liguero con una actuación pasable en Europa League. Por último, la Fiorentina del exbético Joaquín y el exsevillista Marko Marin, que tiene una plantilla repleta de jugadores de calidad como Mario Gómez, Borja Valero, Juan Cuadrado o Mati Fernández. Jugarse la eliminatoria en tierras transalpinas no parece un buen plan. El peligro de Rusia Los equipos rusos han sido siempre imprevisibles. Son capaces de dar una de cal y una de arena. El Zenit de Hulk o Kerzhakov, que ya sabe lo que es ganar esta competición, no ha sido capaz de superar la fase de grupos de la Champions League y buscará en la Europa League su redención. El equipo ruso es un viejo conocido del Sevilla, al que se ha enfrentado en cuatro ocasiones. Tampoco sería fácil visitar Moscú para medirse al Dinamo. El equipo capitalino ha cuajado una fase de grupos perfecta consiguiendo vencer todos sus partidos en un grupo con Estoril, PSV y Panathinaikos. A pesar de no ser un equipo ruso, se podría meter al Dinamo de Kiev en este apartado. El exequipo de Tremoulinas no pondría las cosas fáciles en Kiev. Infiernos ambientales Grecia y Turquía han estado considerados siempre como países en los que se vive el fútbol de una forma especial. Ganar al Olympiacos de Míchel como local no es fácil. De ello puede dar buena cuenta esta temporada el Atlético de Madrid. También es difícil visitar Estambul, morada del Besiktas, que ha superado al Tot­tenham en la fase de grupos de la Europa League. Clubes con experiencia El Sporting de Lisboa de Diego Capel no ha podido dar la sorpresa en la Champions League y tratará de llegar lejos en la segunda competición continental. El Alvalade XXI se le hará muy grande al rival de los leoes. El Brujas, antiguo equipo de Carlos Bacca, ya ha sido campeón de la competición en la década de los 70 y tratará de seguir con su buen estado de forma en la competición doméstica en la Europa League. Es quizás uno de los rivales más asequibles del sorteo. Al igual que el equipo belga, el Borussia Monchengladbach también tuvo éxitos europeos en la década de los 70 y los 80. Tras un buen inicio en la Bundesliga, los potros (como se les conoce en Alemania) han encadenado una mala racha de resultados en Liga que no han influenciado su caminar en la competición europea, en la que han superado en la tabla al Villarreal. El Everton de Roberto Martínez, Arouna Koné y Samuel Eto’o ha sido primero en el grupo a priori más complicado de la competición. Los toffees necesitan encontrar regularidad y estabilidad en Premier para no perder opciones en Europa League. Rivales engañosos Salzburgo y Legia de Varsovia son a priori los rivales más débiles posibles. El equipo austríaco tiene en Jonathan Soriano a su máxima figura y tras caer la pasada temporada ante el Basilea en octavos, intentará mejorar su papel esta temporada. El conjunto polaco, anfitrión de la final de la competición buscará seguir asombrando al público tras su espectacular fase de grupos y su polémica descalificación de la Champions.

  • 1