Local

‘Desahuciado’ de su piso por un error judicial

Agentes judiciales proceden por error al embargo de un piso a pesar de ser alertados de que la vivienda que buscaban era otra.

el 17 nov 2011 / 21:06 h.

TAGS:

Bloque de pisos en el que se realizó un desahucio por error en Alcalá del Río.

Sin casa durante cuatro horas por un error judicial. El propietario de un piso en Alcalá del Río no daba crédito a lo que había pasado en su domicilio, la llave de su vivienda no abría la puerta. El motivo era muy sencillo, pero sorprendente: la cerradura había sido cambiada. Agentes judiciales habían procedido a su desahucio cuando realmente lo debían haber realizado en el edificio de enfrente. Todo por un fallo.

El dueño, que responde a las iniciales de H.F., fue alertado por una vecina de que en su piso pasaba algo raro ya que "había mucha gente en el portal acompañada de la Policía Local". Estas personas llegaron incluso a tomar luz de la casa de esta señora "para enchufar el trompo con el que rompieron la cerradura", explica el perjudicado.

Cuando se personó en el inmueble "ya no había nadie" por lo que llamó a la puerta de la vecina quien le contó lo sucedido. Según el testimonio de esta testigo, los funcionarios judiciales que estaban realizando el embargo le preguntaron si el propietario correspondía con el del piso que ellos debían precintar, a lo que ella respondió que esa persona no vivía allí.

Sin embargo, y a pesar de que la vecina les dio el nombre del verdadero propietario del piso, procedieron con el registro y cambio de cerradura.

El afectado como no podía dar crédito a lo que le estaba sucediendo acudió a la comisaría de la Policía Local, donde los agentes le explicaron que ellos sólo intervinieron para mantener la seguridad en la operación, pero eludieron ser responsables del cambio de cerradura y del más que extraño desahucio. Los agentes lo derivaron al Juzgado de Paz de la localidad, donde H.F. expuso su problema. Al contar su historia "la secretaria se echó las manos a la cabeza", señala el joven propietario, "y llamó a los juzgados solicitando de manera urgente la solución del problema".

El incidente se reparó con la personación de un cerrajero con una copia de la llave, quien le espetó entre bromas "que la cerradura que le habían puesto era mejor que la que tenía".

En total fueron "más de cuatro horas" sin poder entrar en su piso por lo que ha interpuesto una reclamación "ante el Juzgado de primera instancia número 13", informa esta víctima de la justicia. Pero para este inocente "lo peor" hubiera sido, tal y como relata, "el susto" que se hubiera llevado "de haber estado dentro" de su domicilio.

  • 1