Local

Desalojo ‘popular’ tras la crítica del portavoz socialista a Arenas

Jiménez llamó «irresponsable» al líder del PP, que le exige su dimisión.

el 29 abr 2010 / 20:13 h.

TAGS:

El portavoz socialista, Mario Jiménez, se dirige a los escaños vacíos del PP.

Los comienzos del nuevo grupo parlamentario socialista no han podido ser más accidentados. Si el miércoles un error del PSOE a la hora de votar la Ley de Aguas provocó que la norma se aprobara con el ideario del PP, ayer las formas del nuevo portavoz socialista, Mario Jiménez, motivaron el desalojo de la bancada popular.

Los diputados del PP se marcharon del pleno en mitad de la pregunta que Jiménez le dirigió al presidente andaluz en la sesión de control al Gobierno. El socialista usó un turno poco habitual para destacar con adjetivos rimbombantes los logros del primer año de mandato de Griñán. Al presidente le dio la "enhorabuena" y llegó a decir que es "nuestro principal agente de la confianza". Inmediatamente después dedicó casi diez minutos a abroncar a la oposición. Al líder del PP, Javier Arenas, lo llamó "irresponsable" por "aliarse" con la crisis y "alegrarse de las desgracias de los andaluces".


Arenas mandó a los suyos a irse del hemiciclo -lo volverán a hacer cada vez que el portavoz socialista tome la palabra- como protesta por las "injurias" del sucesor de Manuel Gracia, al que el PP exige su dimisión. Mario Jiménez denunció la actitud "antidemocrática" de los populares por ausentarse el pleno -ya van cinco veces, la última hace quince días por las alusiones a Franco- y vinculó este hecho a que Arenas "está nervioso" porque es un "político caducado".


"Nada justifica el abandono", opinó el portavoz socialista. Vino a decir que los rifirrafes verbales son comunes en los enfrentamientos parlamentarios y que si algún diputado se siente ofendido, antes de marcharse, debería pedir amparo a la presidenta de la Cámara. Recordó que un día antes el PP acusó a la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, de "prevaricar" por la deuda histórica y entonces la Junta "no se rasgó las vestiduras". La llegada de Jiménez a la dirección del grupo socialista ha elevado el tono de los debates porque su estilo es muy distinto al de Gracia, más templado.


a vueltas con el reglamento. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, denunció que Jiménez quiera "saltarse" las reglas del Parlamento, primero por utilizar la sesión de control para algo distinto a la pregunta al presidente y, segundo, por querer "cambiar" una ley aprobada por la Cámara. El desliz de los socialistas en la votación de la Ley de Aguas ha dado mucho que hablar. El PSOE se acogerá al artículo 122 del Reglamento del Parlamento para subsanar el error, pero el PP avisó de que irá a los tribunales si se "vulneran las reglas del juego". La polémica aprobación de la Ley de Aguas también fue el estreno del consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, que calificó lo ocurrido como una "anécdota parlamentaria". "La grandeza de la democracia admite la rectificación", apostilló.

  • 1