Inspeccionan garajes, cortijos y un pantano en la búsqueda de la joven desaparecida en Marchena

Según la tía de la joven, únicamente se ha llevado su bolso, pero no faltan en casa otros objetos personales como ropa o el cargador del móvil.

el 17 nov 2013 / 18:23 h.

fotonoticia_20131117181439_800El operativo de búsqueda de Ana Isabel Maqueda Arispón, la vecina  de Marchena (Sevilla) desaparecida desde el pasado viernes, sigue  adelante con inspecciones y labores de rastreo en cortijos  abandonados, garajes de alquiler, pozos e incluso el pantano de La  Puebla de Cazalla, toda vez que la Guardia Civil ha interrogado al  entorno familiar y social de la chica. El viernes por la mañana, según informaban a Europa Press fuentes  de la familia, la joven se encontraba algo enferma y su abuela, sobre  las 07,30 horas, visitó su habitación para dejarle en la misma un  vaso de leche justo antes de marcharse a una consulta médica. Al  regresar del médico sobre las 11,30 horas, la abuela de Isabel  Maqueda Arispón comprobó que la joven ya había abandonado la vivienda  familiar. Después de que por la tarde su hermana y a la vez compañera  de trabajo avisase de que Isabel no había acudido a su puesto de  empleo, saltaron todas las alarmas. Denunciada la desaparición, la Guardia Civil activó el protocolo  de actuación correspondiente a una desaparición de "riesto algo". En  concreto, y según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia  Civil, el operativo de búsqueda comenzó a funcionar el mismo viernes  con inspecciones en Marchena y sus alrededores, así como en algunas  localizaciones de la comarca de Osuna, como cortijos abandonados y  zonas de poco tránsito. El sábado, los agentes extendieron las  labores de búsqueda con una ronda informativa entre los guardas de  campo que trabajan en la zona y ya el domingo, los investigadores  dirigieron sus pesquisas hacia los garajes y cocheras de alquiler de  toda la zona, dado que la joven se habría marchado con su propio  vehículo particular, también desaparecido. El coche de la joven, de hecho, es uno de los elementos en torno a  los cuales gira la búsqueda. De cualquier modo, la búsqueda continuó  el domingo en varios pozos, el pantano de La Puebla de Cazalla y su  carretera de acceso, donde este lunes los agentes han profundizado en  sus labores de búsqueda. Igualmente, los agentes se han entrevistado  con los familiares de la desaparecida, sus amigos e incluso su  exnovio a la búsqueda de cualquier pista. Sin embargo, no la extrañaron hasta por la tarde, cuando su  hermana, también compañera de trabajo, avisó de que no había ido a  trabajar. Ahí, saltaron las alarmas, pues, según la tía de la joven,  únicamente se ha llevado su bolso "como si hubiese salido a tomar  café", pero no faltan en casa otros objetos personales como ropa o el  cargador del móvil. Además, Ana Isabel "es una chica responsable",  por lo que "es muy raro que no fuera a trabajar y que se fuera sin  decir nada".

  • 1