Local

Desarrollo sostenible

Sami Naïr ha participado en Sevilla en unas jornadas sobre Economía Social y Sostenibilidad, organizadas por Cepes. Cree Naïr que la principal característica del periodo actual es que el sistema no tiene regulación, porque los grupos económicos, verdadero poder frente a la política...

el 15 sep 2009 / 04:26 h.

Sami Naïr ha participado en Sevilla en unas jornadas sobre Economía Social y Sostenibilidad, organizadas por Cepes. Cree Naïr que la principal característica del periodo actual es que el sistema no tiene regulación, porque los grupos económicos, verdadero poder frente a la política, están convencidos de que el mercado, que es el que impone su ley, no la necesita. El liberalismo es la ideología inmediata, incluso de quienes toman decisiones en los ámbitos intelectuales, lo cual produce una catástrofe de dimensiones planetarias y terribles: desaparece el sentimiento crítico. A los ciudadanos se nos hipnotiza para que cumplamos con las leyes del mercado y lo hacemos mientras los partidos políticos, incluidos los de izquierda, se convierten en maquinas de ganar elecciones, que no se atreven a enfrentarse al poder, que maneja e impone el mercado y vacía de contenido la política. Mientras esos partidos no den un paso adelante en la búsqueda de ideas nuevas para el tiempo que hemos de afrontar, pasarán cosas tan alarmantes como los triunfos de Berlusconi o el mismo Sarkozy que, por cierto y entre otras cosas, imponen su ley en la UE con respecto a lo que hay que hacer con los inmigrantes sin papeles. Naïr cree que venimos de un tiempo en el que nos anunciaron una globalización feliz y ahora nos dicen que la felicidad ha desaparecido, pero queda la globalización. En este caso, la globalización de una crisis de la que estamos obligados a salir con ideas nuevas para un desarrollo sostenible y humano, lejos del especulativo, en pleno fracaso.

  • 1