Local

Desarticulada la mayor organización criminal de clonadores de tarjetas de tarjetas de crédito

La banda operaba desde hacía nueve años y lograba unos beneficios cercanos a los 150.000 euros a la semana.

el 12 jul 2011 / 07:13 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional española, junto a las policías de Italia, Bulgaria, Polonia, el BKA de Alemania, el Servicio Secreto de Estados Unidos y la coordinación de EUROPOL, han desarticulado la mayor organización criminal dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito. El macrodispositivo policial se puso en marcha, de forma simultánea, el pasado día 6 de julio en los seis países implicados con la participación de unos 5.000 agentes en total.

Según ha informado el Ministerio del Interior, se han detenido a 60 personas, dos de ellas en España, y se han embargado bienes muebles e inmuebles por valor superior a los 15 millones de euros. En concreto, la red desarticulada, denominada 'Noshtnia', tenía sus raíces en Bulgaria, de hecho todos los arrestados son de origen búlgaro, pero desde hace 9 años había extendido sus células a otros países y se estima que obtenía unas ganancias de unos 150.000 euros semanales.

La Policía Nacional española detectó su presencia en 2006 y desde entonces se han sucedido las operaciones policiales dirigidas a detener a las distintas células que se iban implantando en nuestro país. En total, en estos años, se han efectuado 104 arrestos en España, a los que hay que sumar ahora las dos detenciones efectuadas en este dispositivo internacional.

La labor de inteligencia realizada por los investigadores de la Policía Nacional ha sido clave para las gestiones posteriores llevadas a cabo en Italia, Bulgaria, Polonia, EEUU y Alemania. La organización criminal había buscado nuevos emplazamientos en otros países de Europa, principalmente Italia, en Norteamérica y en Africa.

Asimismo, por encima de las células operativas dedicadas a la clonación y extracción de dinero, la red había creado un núcleo de empresas que blanqueaban las ganancias en Kenia, Chipre, Sudáfrica y Rusia a través de ingestiones en construcción y obra pública. Las ganancias son incalculables, pero sólo en Italia se estima que han causado un fraude superior a los 50.000.000 euros.

FUNCIONAMIENTO DE LA RED

Los detenidos contaban con un equipo de técnicos, altamente especializados, que se encargan de analizar las medidas de seguridad puestas por las entidades bancarias para eliminar el fraude. Una vez estudiadas, colocan los mecanismos adecuados en los dispositivos de clonación para vulnerar las referidas medidas de seguridad. Para el estudio se valen de cajeros automáticos de distintas entidades bancarias robados por todo el mundo.

Asimismo, había un equipo de 'colocadores' que consistía en que dos o tres personas colocaban los dispositivos en los cajeros automáticos para retirarlos, horas después, cuando habían obtenido la información de la tarjeta de crédito del cliente de la entidad. Mientras unos colocan el dispositivo, otros componentes de la célula realizan labores de vigilancia.

Los equipos de 'sacadores' están formados por nueve o diez personas que, una vez trasladados los datos de la tarjeta defraudada a un clon de tarjeta, sacaban dinero con ésta en cajeros automáticos situados en naciones distintas a aquella donde se realizó la clonación. Según ha asegurado Interior, es habitual que los 'sacadores' realicen campañas consistentes en que todos los miembros del equipo sacan dinero a la vez en distintos cajeros de la entidad bancaria. Cuando el fraude es detectado y las tarjetas son anuladas y el daño se torna irreparable.

Por otro lado está la red de transportistas que trasladaban los dispositivos de clonación desde Bulgaria, donde se ubicaban los 'técnicos', hasta las distintas células situadas en las distintas naciones. En ocasiones son empresarios autónomos y otras veces son los conductores de líneas regulares de transporte de personas por carretera.

El servicio operativo de guardia, que se encontraba en Bulgaria, estaba alerta las veinticuatro horas de día para que los "colocadores" pudieran mandar, por medios telemáticos, la información captada en los dispositivos, la cual se encontraba encriptada. Una vez descodificada, los datos asociados a la tarjeta, incluido el número PIN, eran mandados a los 'sacadores' de la organización. Dicho servicio atiende asimismo incidencias técnicas. Paralela a la estructura operativa, se encontraba la red de blanqueo, encargada de dar salida a las astronómicas ganancias.

DETENCIONES EN ESPAÑA

Los dos arrestos producidos en España se han efectuado en virtud de órdenes de detención emitidas por Italia. Además, los dos criminales habían sido ya detenidos en nuestro país por la Policía Nacional en sendas operaciones anteriores y uno de ellos se encontraba en prisión provisional por su implicación en la operación "Pucela".

El otro arrestado fue detenido cuando intentaba huir de su domicilio en la localidad toledana de Dos Barrios tras haber sido avisado por un compinche desde Bulgaria de la actuación policial.

  • 1