Local

Desarticulan una red que ayudó a escapar a terroristas del 11-M

Ocho personas fueron el jueves detenidas -seis en Barcelona, una en Madrid y otra en Algeciras (Cádiz)-, mientras que otras diez se encontraban al cierre de esta edición prestando declaración, por presunta pertenencia a una red de terroristas que ayudó a huir a varios implicados en los atentados del 11-M en Madrid.

el 15 sep 2009 / 16:52 h.

TAGS:

Nuevo golpe al terrorismo islamista. Ocho personas fueron el jueves detenidas -seis en Barcelona, una en Madrid y otra en Algeciras (Cádiz)-, mientras que otras diez se encontraban al cierre de esta edición prestando declaración, por presunta pertenencia a una red de terroristas que ayudó a huir a varios implicados en los atentados del 11-M en Madrid.

Los arrestados forman parte presuntamente de una red de financiación y reclutamiento de yihadistas para enviar al exterior, según informaron a Europa Press fuentes de la investigación. La operación corre a cargo de agentes de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) del Cuerpo Nacional de Policía. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se felicitó por la operación policial que ha permitido la desarticulación de una célula islamista que daba cobertura y apoyo a terroristas de Al Qaeda, entre ellos algunos de los implicados en los atentados de 2004 en Atocha.

Tras los interrogatorios, las diez personas que prestaban anoche declaración podrán ser puestas en libertad o pasarán a disposición judicial, a la vista de su hipotética implicación en la red terrorista. La operación, puesta en marcha bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número cinco de la Audiencia Nacional, es continuación de la operación Tigris, desarrollada en el año 2005.

En aquella ocasión se desarticuló una célula que se encargaba del adoctrinamiento, reclutamiento, financiación y envío de terroristas a Irak, con la misión de cometer acciones suicidas contra las tropas extranjeras y otros objetivos fijados por Al Qaeda.

Sospechosos . Vecinos de los detenidos en Santa Coloma de Gramenet y Badalona (Barcelona) se mostraron sorprendidos por las detenciones. Aseguraron que son "buena gente" y no habían tenido problemas de convivencia.

El propietario de un bar cercano a la vivienda de la calle Sant Eduard de Santa Coloma donde fueron arrestados varios sospechosos, aseguró que uno de los detenidos le había pedido guardar cajas en el establecimiento. "Decían que eran cajas de libros, pero al final no las bajaron", recordó. Sostuvo que eran "buenos chavales, pero nunca se sabe".

  • 1