Local

Desbloquear la obra de Fibes le cuesta al Ayuntamiento siete millones

Urbanismo anuncia que los trabajos estarán desde hoy "a pleno rendimiento" y da una nueva fecha de finalización: el 30 de junio.

el 15 nov 2011 / 18:00 h.

TAGS:

Nuevo auditorio de Fibes.

Las interminables obras de ampliación de Fibes se reanudarán hoy mismo tras un nuevo parón de cinco meses, después de que Urbanismo haya alcanzado un acuerdo con las constructoras para desbloquear los trabajos a cambio del pago de un sobrecoste de siete millones de euros, de los 12 que exigían las adjudicatarias, según informó ayer el Ayuntamiento mediante un un comunicado.

De esta forma la obra, que se presupuestó en 66 millones de euros pero había alcanzado ya los 90 millones, ronda ya los 100 millones de euros y tiene fijada una enésima fecha de finalización: el 30 de junio de 2012, dos años y medio después de la fecha en la que tendría que haberse estrenado. Los trabajos, que se adjudicaron en 2003, se iniciaron en 2008 y tenían un plazo de ejecución de dos años. Los dirige Emvisesa ante el desmarque de la iniciativa privada.

Urbanismo informó ayer de que ha alcanzado "un calendario de pago" en el que se congratula de tener que abonar "tan sólo" una parte de los 12 millones de euros que reclamaban las empresas, en concreto siete millones. Esta cifra no había sido aceptada ni por el anterior ni por el actual gobierno municipal, ya que había distintos dictámenes de entidades municipales e incluso del autor del proyecto, el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra, por eso ha sido negociada. Fruto de ese acuerdo, los trabajos se han desbloqueado y estarán "a pleno rendimiento" a partir de hoy mismo, tras haberse iniciado ya la tramitación de las certificaciones de obras.

El acuerdo incluye que la UTE se haga cargo de sufragar los gastos derivados de la sustitución del material del techo y las paredes del nuevo auditorio tras el desprendimiento del alumnio que los recubría, ya que el Ayuntamiento siempre atribuyó esos desperfectos a la labor de las constructoras .

Urbanismo reclamó en julio un informe a la UTE para que precisara exhaustivamente a qué se debían los 12 millones de euros en litigio y otro para explicar la causa por la que se desprendió el revestimiento de alumnio, que al final el Consistorio no pagará.

Además de estos siete millones, Urbanismo pagó antes del verano otros dos millones de euros por certificaciones de obras ya realizadas que también estaban pendientes de cobro.

Cuando se paralizaron los trabajos el pasado junio, tras comunicar las empresas un nuevo sobrecoste con el que el Consistorio discrepaba, estaba previsto que los trabajos concluyeran a finales de año, con nueve meses de retraso sobre el último plazo dado, marzo de 2011. Pero el parón ha supuesto más demora.

Las obras de ampliación se adjudicaron a la Unión Temporal de Empresas formada por Heliopol, Acciona e Inabensa y el anterior equipo de Gobierno llegó a recepcionarlas en falso en marzo, cuando se encontraban al 95%. Entonces se planteó que sólo quedaba instalar el mobiliario, se dio por recepcionada la obra a la espera de los remates finales e incluso se abrió un programa de visitas. Emvisesa intentó acelerar al máximo los trabajos, en los que llegó a haber 350 operarios, para cumplir el plazo de entrega.

En junio, cuando se paralizó la obra, el gerente de Fibes, Felipe Luis Maestro, aseguró que apenas queda un mes de trabajo, aunque después hará falta un periodo de rodaje antes de poner en uso las instalaciones.

El concejal de Economía, Gregorio Serrano, ya anunció entonces que habría que esperar al segundo semestre de 2012 para que Fibes acoja los grandes congresos que justifican que se haya realizado tan enorme inversión: confirmó que para esa fecha hay varios encuentros previstos en el nuevo pabellón que traerán a Sevilla a entre 4.000 y 5.000 personas, uno de ellos relacionado con la biomedicina.


  • 1