Descienden un 2,9% las denuncias por violencia de género en Andalucía

En el conjunto del país las denuncias descendieron un 4,1 por ciento hasta los 128.543 casos.

el 03 abr 2013 / 17:28 h.

Las denuncias por violencia de género en Andalucía descendieron en  2012 un 2,9 por ciento, hasta las 26.915, según datos hechos públicos  este miércoles por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de  Género, que señala que en el conjunto del país las denuncias  descendieron un 4,1 por ciento hasta los 128.543 casos. Los datos del estudio, basado en los datos obtenidos de los 106  Juzgados exclusivos de Violencia sobre la Mujer existentes en toda  España, así como en los 355 juzgados con competencias compartidas,  reflejan que en Andalucía se registró una media de 73,7 denuncias  cada día. En Andalucía el año pasado se produjeron 3.220 renuncias a la  continuación del proceso en fase de instrucción, lo que supone un  11,96 por ciento del número de denuncias presentadas. En el conjunto  del país, las renuncias fueron 15.592, el 12,13 por ciento de las  denuncias formuladas. Por otro lado, en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer  andaluces 6.215 órdenes de protección y medidas cautelares, de las  cuales el 65 por ciento fueron estimadas. CRISIS Y VIOLENCIA Para la presidenta del Observatorio contra la Violencia Domestica  y de Género, Inmaculada Montalbán, la disminución de las denuncias  constatada el año pasado y que en el conjunto del país acumula un 9,6  por ciento desde 2008, cuando comenzó la crisis económica, puede ser  debida al impacto de esa crisis, tanto en la víctima como en su  familia y en la propia sociedad, lo que "no favorece el que las  mujeres salgan del círculo de la violencia". Montalbán ha resaltado el esfuerzo social e institucional  realizado en los últimos años en la lucha contra la violencia de  género y ha expresado su confianza en que "los recortes económicos no  afecten a la lucha contra este tipo de delincuencia", al tiempo que  ha reclamado mantener "todos los recursos necesarios e  imprescindibles para asistir de manera integral y recuperar a las  víctimas". Para la presidenta del Observatorio, si bien en el siglo XX dichos  recursos han estado enfocados en la protección de la mujer, en este  nuevo siglo, los esfuerzos de la sociedad y de sus instituciones  tienen que centrarse en la mujer y en sus hijos. "Los menores son  utilizados como instrumentos para causar daños a las madres, fenómeno  que lleva a pensar que este tipo de violencia machista tiene una  especial intencionalidad".

  • 1