Local

Descordinados y peleados

La juez que investiga el caso de Hytasa tiene sobre su mesa dos versiones opuestas -e incluso contradictorias- aportadas por el mismo Ayuntamiento sobre el atropello mortal ocurrido el 28 de mayo. Ambos informes han sido enviados por las delegaciones de Urbanismo y Movilidad en un intento de explicar, cada una por su lado, por qué no funcionaba el semáforo...

el 15 sep 2009 / 07:21 h.

La juez que investiga el caso de Hytasa tiene sobre su mesa dos versiones opuestas -e incluso contradictorias- aportadas por el mismo Ayuntamiento sobre el atropello mortal ocurrido el 28 de mayo. Ambos informes han sido enviados por las delegaciones de Urbanismo y Movilidad en un intento de explicar, cada una por su lado, por qué no funcionaba el semáforo cuando la funcionaria de la Consejería de Igualdad falleció atropellada por un camión en un paso de cebra. La evidente descoordinación que demuestra con esto el Gobierno Local se ve agravada por el hecho de que el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, no dio el visto bueno para que el informe de Urbanismo fuera entregado en los juzgados. Con esta sorprendente muestra de desgobierno interior, el Ayuntamiento está dando argumentos a la juez para que reclame responsabilidades sobre el supuesto mal funcionamiento de un servicio público, toda vez que ambos informes se desmienten entre ellos sobre lo que ocurrió, cargando la responsabilidad sobre la otra parte y subrayando, en el caso del escrito de Urbanismo, que los hechos aportados por Movilidad "no se corresponden con la realidad". Lo lógico hubiera sido que ambos delegados, con el alcalde al frente, se hubieran coordinado para elaborar un único informe técnico sobre los hechos ocurridos. No se puede olvidar, además, que en este caso primaba la señalización horizontal, que no fue respetada por el conductor, como reconocen los testigos, y que incluso la familia de la víctima ha renunciado a pedir responsabilidades al camionero y al Ayuntamiento, por más que el alcalde haya anunciado que indemnizará de oficio a la familia por "responsabilidad subjetiva". El espectáculo que se traslada a la opinión pública justifica el creciente descrédito que está sufriendo el Gobierno Local ante los sevillanos, que asisten atónitos a esta ceremonia de confrontación y luchas intestinas.

  • 1