Local

Descubren cómo cohabitaban felinos extinguidos y otros grandes depredadores

el 10 nov 2012 / 16:21 h.

TAGS:

Los colmillos fosilizados de felinos de dientes de sable contienen pistas sobre cómo los mamíferos extintos compartían espacio y alimento con otros grandes depredadores hace nueve millones de años. Dirigido por la Universidad de Michigan (Estados Unidos) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, un equipo de paleontólogos ha analizado el esmalte de los dientes de dos especies de felinos de dientes de sable y un perro oso desenterrados en fosas geológicas cerca de Madrid.

Los investigadores descubrieron que las dos especies de felino, uno del tamaño del leopardo y otra más grande, vivían juntos en una zona boscosa y, probablemente, cazaban lo mismo: caballos y jabalíes. En este hábitat, los felinos de dientes de sable podría haber utilizado la cobertura arbórea para evitar encontrarse con los más grandes, el perro oso, que cazaba antílopes en una zona más abierta.

Los resultados del estudio, financiado por el Ministerio español de Economía y Competitividad y publicado en 'Proceedings of the Royal Society B, demuestran la atemporalidad de las relaciones entre el depredador y la presa.

Millones de años antes de los primeros seres humanos, los depredadores vivieron durante el período Mioceno tardío en una zona boscosa que tenía parches de pastizal. Los grandes carnívoros como estos son raros en el registro fósil, sobre todo porque los animales herbívoros que están más abajo en la cadena alimentaria son más numerosos que los consumidores de carne a lo largo de la historia.

El Cerro de los Batallones, situado en la localidad madrileña de Torrejón de Velasco, donde Soledad Domingo, estudiante postdoctoral en el Museo de Paleontología de la Universidad de Murcia, ha estado excavando durante los últimos ocho años, es especial. De sus nueve sitios, dos son pozos antiguos con una gran cantidad de huesos de mamíferos que comen carne. "Estos sitios ofrecen una ventana única para entender la vida en el pasado", explica Domingo.

Gracias a que los investigadores, mediante un análisis de isótopos estables de carbono en los dientes, pueden descubrir qué comían los herbívoros, se puede desvelar también cuál era su hábitat. Así, estos paleontólogos creen que los animales de esta investigación vivían en una zona boscosa que contenía parches de pastizales.

Los felinos no mostraron diferencias significativas en sus proporciones estables de isótopos de carbono, por lo que probablemente se alimentaban de las mismas presas y vivían en el mismo hábitat. "Los tres grandes mamíferos depredadores capturan presas en diferentes partes del hábitat, como lo hacen los grandes depredadores que coexisten en la actualidad.

Así que, aunque ninguna de las especies de este ecosistema de nueve millones de años está viva hoy en día, se ha descubierto evidencia de interacciones ecológicas similares, como en los ecosistemas modernos", dijo Catherine Badgley, co-autora del nuevo estudio y profesora asistente de Ecología y Biología Evolutiva.

 

  • 1