Local

Descubren los restos de un lago en Marte que pudo ser habitable

Marte tenía lagos y, por tanto, existe la posibilidad de que fuera habitable en el pasado. Científicos de la Universidad de Arizona (EEUU) identificaron un cráter en el planeta rojo con "aparentes" huellas de haber sido un plácido lago con 4.000 hectómetros cúbicos de agua en el cráter bautizado Holden.

el 15 sep 2009 / 01:22 h.

TAGS:

Marte tenía lagos y, por tanto, existe la posibilidad de que fuera habitable en el pasado. Científicos de la Universidad de Arizona (EEUU) identificaron un cráter en el planeta rojo con "aparentes" huellas de haber sido un plácido lago con 4.000 hectómetros cúbicos de agua en el cráter bautizado Holden.

Los hallazgos, publicados en la revista Geology, ponen de manifiesto los procesos de formación de dos lagos, e incluso el primero de ellos se pudo mantener durante miles de años. El segundo, que se produjo cuando los bordes del cráter se desmoronaron por la presión del volumen de agua, sólo pudo durar unos cientos de años.

Las rocas que los geólogos denominan breccia ya indican por sí solas la presencia de cantidades de agua. Estas rocas son aglomeraciones de fragmentos más pequeños cimentadas por minerales disueltos. "El cráter Holden tiene uno de los megabreccia mejor expuestos de Marte", dijo el investigador del Experimento Científico de Imágenes en Alta Resolución, HiRISE, Alfred McEwen.

Piden muestras. El megabreccia y los sedimentos, principalmente de arcilla, "contienen minerales que se forman en presencia de agua y marcan ambientes potencialmente habitables". En este sentido, McEwen expresó que "el lugar sería excelente para enviar un vehículo robot y traer de regreso una muestra, ya que supondría un avance en la comprensión de si Marte puede soportar vida".

Según los expertos en Marte, los bloques de piedra de hasta 50 metros de diámetro salieron despedidos en el momento en que un meteorito formó el cráter, rocas que más tarde, aparentemente por el agua, formaron megabreccia. Al menos el 5% del peso de los sedimentos encima del "megabreccia" está formado por arcillas, según los investigadores que usaron el "espectómetro compacto de imágenes marcianas" del Orbitador de Reconocimiento de Marte.

"El origen de estas arcillas es, por el momento, incierto -afirma otro investigador, John Grant, del Museo Smithsoniano Nacional del Aire y del Espacio-, pero si estuviéramos viendo imágenes de la Tierra y buscáramos lugares propicios para ser habitados miraríamos a sitios como ese".

Pero además, el equipo sostiene que la "guinda del pastel" no son estas capas de arcilla, sino que sobre ellas hay otras capas de rocas cubiertas de escombros, que se originaron después, probablemente cuando los bordes del cráter se desmoronaron por la presión del volumen de agua, creando un fluido torrencial que erosionó los viejos sedimentos del lago. Esta capa se componía por guijarros o ripio, depositados cuando el agua, en torrentes, erosionó esta zona.

Todo ello, según el estudio de la universidad estadounidense, hubiera quedado oculto si no fuera porque las paredes del cráter se desmoronaron, incapaces de soportar la presión de esta candidad de agua, en un volumen calculado de aproximadamente unos 4.000 kilómetros cúbicos. "El volumen de agua que fluyó durante esa gran riada tuvo que ser espectacular, pues fue capaz de mover bloques de piedra del tamaño de un campo de fútbol a más de 70 u 80 metros de distancia", afirman los expertos que elaboraron este estudio, que abre las puertas a que Marte pudo ser un espacio habitable en el pasado.

  • 1