Descubren por casualidad la titularidad pública de un bar en Utrera

El dueño quiso traspasar el negocio y ahí el Consistorio se dio cuenta de que era de su propiedad e inició el desahucio.

el 01 dic 2014 / 12:00 h.

El bar Espeto de Málaga, que de la noche a la mañana se ha descubierto que es un inmuebles público. / S.C. El bar Espeto de Málaga, que de la noche a la mañana se ha descubierto que es un inmuebles público. / S.C. Hay veces que se conocen historias que son, cuanto menos, tan curiosas como rocambolescas. Es lo que ha ocurrido con un conocido bar utrerano, que estos días se ha convertido en protagonista después de que se haya descubierto que es propiedad municipal, algo que se ha conocido cuando el empresario que estaba gestionándolo intentó traspasarlo a un tercero. La historia se remonta a una antigua corporación local que, en su día, ofreció a aquella persona la concesión para explotar dicho establecimiento, rotulado con el nombre de El Espeto de Málaga. Sin embargo, esa adjudicación terminó hace años, sin que el Ayuntamiento tuviera conocimiento, siguiendo ese utrerano a cargo el inmueble. Según recuerda el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez (PA), «este tipo de concesiones se repitieron en diversos quioscos, que se otorgaron hace 20, 30 ó 40 años y, en muchos caso, ni siquiera existe la documentación. Los procedimientos han cambiado bastante ahora, pero antes muchas cosas se hacían de palabra». Por ello, adjudicaciones de este tipo «se conocen cuando se produce algún tipo de traspaso, ya que la persona que llega nueva necesita tener la documentación completamente en regla para dar de alta la luz y el agua, y entonces se descubre que el propietario es el Consistorio». En este sentido, el regidor utrerano ha señalado que ha dotado de personal al departamento de Patrimonio para tratar de resolver mejor este tipo de situaciones. En el caso de El Espeto de Málaga, se descubre la titularidad de las instalaciones cuando su supuesto propietario intenta traspasar el bar a una tercera persona, y éste acude al Ayuntamiento para realizar los trámites necesarios. En ese instante comienza a tirarse del hilo y se conoce el pasado de un espacio público situado junto al estadio municipal San Juan Bosco, en pleno paseo de Consolación, y que incluso llegó a contar con una vivienda en su planta superior.   DESAHUCIO Así las cosas, la corporación utrerana ha aprobado ahora iniciar el expediente de desahucio administrativo de una persona que, realmente, se encontraría de ocupa en este inmueble tras haber expirado la concesión. Contó con el apoyo de PA, PP, IU y UPD, mientras que el PSOE se abstuvo. De esta forma, el Ayuntamiento pretende recuperar unas instalaciones que, en la práctica, son patrimonio de todos los utreranos para, posteriormente, emprender un nuevo proceso de adjudicación, que cuente con toda la regulación correspondiente. De esta forma, como ocurre en multitud de espacios públicos, se pondrá en marcha un concurso de licitación del citado inmueble, para que las empresas interesadas en gestionar este tipo de espacio puedan presentar sus ofertas, de cara a la futura adjudicación.

  • 1