Local

Desembarco en Viapol de 6.500 universitarios

Derecho y Ciencias del Trabajo preparan ya el desembarco de sus 6.500 universitarios en Viapol. El pasado lunes visitaron el edificio los decanos de los dos centros, que ya tienen una fecha final de las obras: 30 de septiembre de 2008.

el 15 sep 2009 / 04:45 h.

TAGS:

Derecho y Ciencias del Trabajo preparan ya el desembarco de sus 6.500 universitarios en Viapol. El pasado lunes visitaron el edificio los decanos de los dos centros, que ya tienen una fecha final de las obras: 30 de septiembre de 2008. El edificio estará listo hasta en sus más mínimos detalles a mediados de noviembre.

El momento es histórico. Tras el traslado de Ingenieros de Reina Mercedes a Cartuja y de Ciencias de la Comunicación de Gonzalo de Bilbao al citado parque tecnológico -de esto hace ya más de un lustro-, la Universidad de Sevilla no se enfrentaba al traslado de facultades a una nueva sede. Un momento histórico y delicado, porque en el caso de Derecho las voces contrarias a la mudanza se van a hacer oír. Por eso, los decanos de Ciencias del Trabajo y de Derecho no quieren dejar ningún cabo suelto.

El pasado lunes desde las 10.00 hasta las 15.00 horas de la tarde estuvieron visitando las obras en compañía del vicerrector de Infraestructuras, Antonio Ramírez de Arellano, con el fin de conocer de primera mano cuál es el calendario que maneja la Hispalense. Y ya hay fechas exactas. La obra se terminará completamente el próximo 30 de septiembre, aunque del edificio se podrá disponer desde finales de mayo, cuando está prevista la entrega del inmueble central y de la nave del andén. Pero totalmente equipado, el edificio no estará hasta mediados de noviembre, confirma el decano de Derecho, Antonio Merchán, para el que la propuesta de la Universidad de empezar las clases con un 30% del aulario sin terminar -concretamente el bloque que linda con las obras del Metro- "puede plantear problemas para una facultad tan grande como la nuestra". Las otras dos propuestas que hay encima de la mesa pasan por empezar el curso más tarde -en torno al 1 de noviembre o más adelante incluso, reconoce Merchán- o en el caso de Derecho, hacer el traslado en diciembre, con muchos días no lectivos (desde el Puente de la Inmaculada a la Navidad). Tanto Merchán como su homólogo en Ciencias del Trabajo, Carlos Arenas, coinciden en un punto: no es bueno hacer el traslado por partes y con flecos pendientes. "No se puede llevar la facultad allí por trozos", afirma Arenas, a lo que Merchán apostilla: "Trasladarse quedando cosas por hacer es problemático para nosotros". En cualquier caso, en el curso 2008/2009 el traslado de ambas facultades será un hecho.

reparto de despachos. El punto más delicado del traslado tiene que ver con el reparto de los despachos. Para uso exclusivo de los profesores de Ciencias del Trabajo que no pertenecen al área jurídica habrá en torno a 40. En el caso de Derecho en torno a 150 profesores de 250 que hay en el centro contarán con despacho indivual. El resto compartirá los algo más de 12 metros cuadrados que tienen los habitáculos.

  • 1