Local

Deslucido estreno del Carmen

La Semana Santa ecijana vivió ayer uno de sus estrenos más esperados con la salida procesional del Santo Entierro. La hermandad de la iglesia del Carmen protagoniza uno de los estrenos de 2008: la nueva talla de la Quinta Angustia, una obra original del ecijano Rafael Amadeo Rojas.

el 15 sep 2009 / 02:05 h.

TAGS:

La Semana Santa ecijana vivió ayer uno de sus estrenos más esperados con la salida procesional del Santo Entierro. La hermandad de la iglesia del Carmen protagoniza uno de los estrenos de 2008: la nueva talla de la Quinta Angustia, una obra original del ecijano Rafael Amadeo Rojas.

La nueva representación de la Quinta Angustia de la hermandad del Santo Entierro es una piedad, una Virgen Dolorosa que sostiene sobre su regazo el cuerpo sin vida de Jesús. Las dos figuras están realizadas en madera de cedro real policromadas, y sustituyen al grupo escultórico de una sola pieza que representaba la Quinta Angustia hasta el Sábado Santo de este año.

El conjunto iconográfico al que sustituyen las dos figuras talladas por el artista ecijao Amadeo Rojas es de madera tallada y policromada, y está formado por la Virgen María con Cristo en sus brazos, ayudada por San Juan. Se trata de una obra atribuida a Jorge Fernández Alemán, fechada en 1500 y restaurada en 2003 por la Escuela Superior de Bienes Culturales de Madrid.

En la talla estrenada ayer, el Cristo exangüe recibe el nombre de Cristo de la Paz, y es de cuerpo entero, mientras que la figura de María Santísima de las Angustias es de candelero, para vestir, y tiene la doble particularidad de disponer de doble candelero, para cuando no está con la figura del Cristo de la Paz. El conjunto se remata con una cruz de madera recubierta con láminas de carey con incrustaciones de plata. El paso es de madera de caoba en su color y estilo barroco con apliques de plata de ley.

El nuevo paso de la Quinta Angustia abrió la tarde del Sábado Santo al Santo Entierro - un Cristo yacente, de estilo gótico tardío, en una urna neoclásica de madera y carey - y a la Virgen de la Soledad, sin duda alguna la Dolorosa más hermosa de cuantas procesionan en Écija, una imagen con pelo natural atribuida a Luisa Roldán, La Roldana.

El buen tiempo que permitió salir al Confalón y la Sangre la tarde del Jueves Santo se mantuvo durante la Madrugá, cuando hacen su estación de penitencia el Silencio y San Juan, y la tarde del Viernes Santo, en que procesionaron sin problemas las hermandades de Jesús Sin Soga, La Merced y la Sagrada Mortaja.

Además de las nuevas figuras de la Quinta Angustia, los días grandes de la Semana Santa ecijana viven hoy, Domingo de Resurrección un importante estreno: por primera vez, el paso del Resucitado saldrá en procesión portado por costaleros con costal, y no en andas, al estilo ecijano, como hasta ahora.

  • 1