Local

Desmantelada una red terrorista que operaba entre Marruecos y España

Cinco sospechosos de pertenecer a una célula terrorista que operaba entre Marruecos y España han sido detenidos desde principios de semana en el país magrebí. Los implicados son españoles (ceutíes) de origen magrebí y para financiarse recurrían al tráfico de droga con destino a España.

el 16 sep 2009 / 04:52 h.

TAGS:

Cinco sospechosos de pertenecer a una célula terrorista que operaba entre Marruecos y España han sido detenidos desde principios de semana en el país magrebí. Los implicados son españoles (ceutíes) de origen magrebí y para financiarse recurrían al tráfico de droga con destino a España.

Los cinco arrestados están acusados de pertenecer al movimiento islamista radical Salafía Yihadía (Autenticidad y Guerra Santa) y fueron presentados ayer ante la Justicia en Casablanca. Además del tráfico de droga, utilizaban la falsificación de la documentación de vehículos que ponían en venta en Marruecos para financiar sus actividades terroristas.

La operación permitió la captura de tres vehículos matriculados en Ceuta y de "un importante lote de documentos y de archivos de audio" de carácter islamista, que según la agencia MAP, legitimaban las operaciones suicidas y la ejecución de rehenes por parte de Al Qaeda.

Los detenidos vivían en Ceuta y el jefe de esa presunta banda, Abdelah Ahram, alias Abú Yasín, nació en Tetuán en 1975 y fue detenido en 2006 en el desmantelamiento de la red Ansar al Mahdi, acusada de preparar atentados contra administraciones públicas, embajadas extranjeras y personalidades marroquíes. Según las fuentes, Yasín fue condenado en ese caso a dos años de prisión firme y fue liberado en julio de 2008.

Asimismo, las Fuerzas de Seguridad marroquíes describen a Abu Yasin como un individuo muy bien relacionado con la criminalidad organizada y redes de terrorismo islamista tanto en su país como en Europa. De hecho, se le vincula a una estructura terrorista asentada en Suecia y a otros marroquíes que habrían pasado por campos de entrenamiento en Afganistán.

La investigación prosigue para identificar las ramificaciones de esa red, que tal y como reveló la agencia MAP, había tejido relaciones comerciales con Robert Richard Antoine Pierre, alias Abu Abderrahman, un francés que cumple cadena perpetua en la prisión de Salé por terrorismo, acusado de ser el cerebro de los atentados de Casablanca en 2003.

Desde que abandonó la prisión en julio de 2008, Abu Yasin se dedicó a formar la célula en Ceuta. Sin embargo, estos movimientos fueron detectados por los policías españoles, que siguieron atentamente al grupo.

La presentación de los cinco detenidos ante la Justicia tiene lugar apenas un mes después de la de ocho presuntos miembros de la célula terrorista Jamar Al Murabitin Al Jodod el pasado 12 de mayo ante el Tribunal de Apelación de Casablanca. El juez de instrucción ordenó la prisión preventiva contra esos ocho acusados de "constitución de banda criminal para preparar y cometer actos terroristas vinculados a un proyecto para atentar gravemente contra el orden público a través del terror, intimidación y violencia".

El quinteto terrorista proyectaba, según sospecha la Policía marroquí, colocar coches-bomba en lugares turísticos y ante edificios diplomáticos en Marruecos al estilo de los islamistas radicales argelinos. Había recibido un entrenamiento específico en un campamento en Argelia de Al Qaeda en el Magreb Islámico, según el diario Jarida al OulaCasablanca.

  • 1