jueves, 18 abril 2019
16:16
, última actualización
Cultura

Desparpajo sin complejos

Obra: Hotel Benidorm Lugar: Teatro el Duque 5 de octubre Compañía: The Accent Group Dramaturgia: Lucas Mompó y Santiago Cornejo Intérpretes: Fernando Salvador, Zaira Rey, Alberto Sola, Antonio Augusto Calificación: Dos estrellas

el 06 oct 2013 / 16:09 h.

Nada puede contra la vocación. Es lo que se desprende de esta propuesta con la que una joven compañía, con admirable empeño, nos demuestra que se pueden abordar producciones teatrales a pesar de los recortes, de la subida del I.V.A y todos los desmanes de una política cultural que parece empeñada en fomentar las fiestas tradicionales en detrimento del teatro y la danza. La fórmula utilizada por estos jóvenes teatreros no es nueva, aunque se ha utilizado fundamentalmente para las producciones cinematográficas de bajo presupuesto. Se denomina crowdfunding o micromecenazgo y consiste, como su nombre indica, en conseguir un número considerable de mecenas que invierten una pequeña cantidad en la producción. Este espectáculo ha sido patrocinado por más de 50 personas particulares que han prestado su apoyo totalmente desinteresado lo que, aunque comporta un alto grado de responsabilidad, también ofrece una mayor libertad creativa. Podemos comprobarlo con esta propuesta, una disparatada comedia repleta de frescura y desparpajo que desde luego no puede ser calificada de “políticamente correcta”. La dramaturgia, salpicada de suspense y humor carnavalesco – con toda su carga de acidez y sorna- es fiel al espíritu crítico y trasgresor de la comedia y supone un curioso ejercicio de mezcla de subgéneros. La historia es tan disparatada como divertida, pero por desgracia la puesta en escena no acabe de sacarle el partido que se merece. La escenografía, el vestuario y la iluminación resultan un tanto toscos, aunque esta tosquedad podría entenderse como parte de la dramaturgia si no fuera porque el trabajo de interpretación denota una evidente falta de dominio escénico por parte de los actores, con la salvedad de Zaira Rey que a pesar de su juventud nos brinda una interpretación rica en matices que garantiza un ritmo fluido y ascendente.

  • 1