Local

Despedida mientras estaba embarazada de riesgo

El sindicato de enfermería Satse ha denunciado hoy al Servicio Andaluz de Salud (SAS) por el despido de una enfermera encinta del centro salud Utrera Norte.

el 09 dic 2009 / 20:05 h.

TAGS:

El Satse asegura que ha denunciado al SAS por la "vulneración de los derechos fundamentales" de esta enfermera a la que no se renovó su contrato mientras se encontraba de baja por riesgo durante el embarazo.

El Satse considera que el distrito Sanitario Sevilla Sur "ha infringido el artículo 14 de la Constitución , que prohíbe la discriminación por razón de sexo o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Según este sindicato, la enfermera trabajaba como eventual estructural desde el 1 de diciembre de 2006 cubriendo un hueco en la zona básica de Utrera.

Desde esa fecha ha ocupado la plaza de enfermera con sucesivos contratos concatenados hasta el 30 de septiembre de 2009, momento en el que se encontraba de baja por embarazo de alto riesgo.

Para el Satse, "el hecho de dejar sin renovar su nombramiento, como venía ocurriendo desde 2006, está motivado exclusivamente por su situación de embarazo, ya que el distrito sanitario no ha demostrado otra causa organizativa que lo motive".

Este sindicato de enfermería ha opinado que estos hechos son "una consecuencia colateral a la precariedad laboral" del distrito sanitario Sevilla Sur, donde el 30% de la plantilla de enfermería es eventual.

El Satse ha recordado que el TSJA ya resolvió un caso idéntico en marzo de 2008 "condenando al SAS por comportamiento discriminatorio por razón de sexo con una enfermera del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla a la que no se renovó su nombramiento por su condición de embarazada".

Dicha sentencia, según el Satse, obligó al hospital a readmitir a la enfermera en el mismo puesto de trabajo con abono de sus retribuciones desde la fecha en la que se interrumpió su relación laboral con el SAS.

Por su parte, el director gerente del distrito sanitario Sevilla Sur, Miguel Sanz, ha negado hoy que haya habido "ninguna discriminación" con esta enfermera, ya que estaba de "baja por enfermedad común". En declaraciones a la agenca Efe, el responsable del distrito sanitario remonta los hechos a julio y están "sub iudice" tras la reclamación de esta profesional. Agregó que el distrito se atiene "estrictamente a la legalidad" en materia de contrataciones.

Ha recalcado que "no es cierto" que se hayan vulnerado derechos fundamentales, como indica el Satse, pues la profesional cumplía su contrato y para su renovación era "imprescindible" que estuviera de alta, que no era su caso en ese momento, pues ha defendido que estaba "en incapacidad temporal por motivo de enfermedad común", y no por embarazo.

El director de este distrito ha afirmado que así consta en los documentos remitidos al juzgado de lo Contencioso-Administrativo que lleva el caso y en que el parte de su incapacidad temporal de empleo (ITE), que ha precisado que está en manos del juez, "no dice que sea por embarazo". También ha explicado que legalmente no pueden renovar un contrato "si hay una ITE por enfermedad común para evitar cualquier tipo de discriminación", salvo que hubiera sido por un embarazo de alto riesgo, pues en ese caso "se hubiera procedido a renovarlo, como ha hecho en otras ocasiones" el distrito sanitario Sevilla Sur, que aglutina a unos 1.500 profesionales.

Lea la entrevista a la enfermera despedida en la edición de papel del 10 de diciembre.

  • 1