martes, 18 diciembre 2018
23:39
, última actualización
Cofradías

"Después de lo visto, estoy contento con que el Cristo no haya ido a Madrid"

Manuel Zamora, uno de los tres candidatos de la Esperanza, apuesta por recortar la estancia de la cofradía en la calle

el 08 may 2012 / 16:29 h.

Manuel Zamora junta un cuadro de la Esperanza.

La Esperanza de Triana dirime su futuro en la segunda quincena de junio. Por vez primera en la historia moderna de la hermandad concurren tres candidatos a unas elecciones. Uno de ellos, Manuel Zamora Descane, empresario jubilado de 67 años, presenta hoy su candidatura en un acto público en el barrio.


Pregunta. ¿Cómo calificaría el momento actual de su hermandad?
Respuesta. De una gran gravedad. La hermandad está muy fracturada, muy desarraigada, y no precisamente por que concurran tres candidaturas a las elecciones. La hermandad está muy quebrada y mi apuesta principal es de integración. Si no remamos todos en la misma dirección no llegaremos a ninguna parte. Aunque se hayan hecho unas obras, si no hay integración no vamos a ninguna parte.


P. Enúncienos brevemente los tres principales proyectos de su candidatura.
R. Una mayor dedicación a todos los colectivos de la hermandad, con el propósito de unirlos entre sí y que no sean tribus divididas. Luego está el tratar por todos los medios de mejorarlos cultos a nuestros amantísimos titulares, al Santísimo Sacramento y a la propia procesión de nuestro Corpus Christi, que también necesita de un repaso en profundidad. Se podría dignificarla un poco más y la Custodia está pidiendo a voces desde hace tiempo un paso mayor. Y luego está el tema económico, donde una vez que conozcamos la verdadera gravedad de la losa económica en el cabildo de cuentas, ya estudiaríamos cómo hincarle el diente.


P. ¿Qué señas de identidad diferencian su candidatura de la de sus dos oponentes?
R. Las personas que me acompañan. Llevo a 18 personas, a cual mejor, de distintas edades, desde los veintitantos hasta los 67 que tengo yo, y con una formación bastante alta. Llevo por ejemplo a cuatro abogados, dos militares, dos exdirectores de banco, un periodista. En el equipo se integran además tres señoras, con una gran ilusión para poder trabajar por la hermandad si los hermanos nos dan su confianza. Yo no dejaría de contar con las otras dos candidaturas si soy el elegido. La hermandad necesita a todos los hermanos y hermanas.


P. ¿Qué le ha faltado o le ha sobrado a la hermandad en los últimos seis años?
R. No voy a decir aquí ni lo que le ha faltado ni lo que le ha sobrado. Ha hecho todo lo que ha podido hacer, porque todas las juntas y todos los hermanos mayores dan lo mejor de sí. Como somos humanos, es cierto, que le han faltado cosas y no le ha sobrado nada. Hay que agradecerle a esta junta todo lo que ha hecho porque, a lo mejor, no se ha podido hacer más.


P: ¿Debió ir el Cristo de las Tres Caídas a Madrid?
R. Bueno, ya en esto se manifestó la hermandad en un cabildo con un rechazo abrumador. Era un riesgo para la imagen el haberla trasladado a Madrid. Hoy, y después de ver los resultados, yo estoy contento con que no haya ido.


P. ¿Qué puede hacer la hermandad por su barrio?

R. Atraer más a la gente del barrio, lo que pasa es que en un barrio como éste donde ya existe un buen número de hermandades y cofradías de Penitencia, Gloria y Sacramentales es difícil captar a nuevos hermanos.


P. ¿Qué tocaría usted de la estación de penitencia?
R. Creo que podríamos recortar un poco el tiempo que estamos en la calle, aunque esto es impopular decirlo. Quizás hora y media habría que acortar la estación en beneficio de los nazarenos, que son los grandes sufridores debajo de la túnica, sobre todo cuando llegamos a Pagés del Corro y nos da el sol de frente. Habría que darle un mayor ritmo a la cofradía manteniendo el mismo itinerario. Se puede hacer perfectamente aligerando la marcha.


P. ¿Apoyaría usted un Viacrucis de las hermandades de Triana?
R. Bueno, nosotros lo hacemos de hecho todos los años para ir desde la capilla hasta la parroquia de Santa Ana, incluso nos hemos extendido también por San Jorge, Antillano Campos, Pagés del Corro. ¿Por qué no? Sería precioso. Sería cuestión de ponerse de acuerdo todas las hermandades Ya lo hacemos conjuntamente en forma de procesión sacramental con el Corpus. Creo que todas dirían sí y participarían sin duda alguna.


P. ¿Qué pasará con el retablo del Cristo de las Tres Caídas?
R. Bueno, hay un candidato, concretamente don José Manuel Campos López, que dice que si él es el elegido, cuenta con dos patrocinadores: uno para terminar el retablo propiamente dicho, que se encuentra en el taller de Manual Guzmán, y otro que pagaría el dorado del retablo. Esto está por ver. Vamos a ve,r tanto si gana como si no, si se puede llevar a efecto. Si tiene a los dos patrocinadores, yo le pediría a mi hermano José Manuel que no se los dejara ir y los brindara a la hermandad.


P. ¿Pediría el voto por alguno de los otros dos candidatos en caso de quedar descartado en la primera vuelta?
R. Los tres tenemos opciones de ganar. En estos momentos, creo que los votos están muy repartidos. En ese segundo cabildo a la francesa, como se le ha bautizado, seguramente sí que pediría el voto por otro candidato, o a lo mejor no, pero... puede que sí, aunque no voy a decir el nombre.

  • 1