Local

Destrucción y muerte en Puerto Príncipe, con miles de personas en las calles

Tuvo su epicentro a unos quince kilómetros de la capital haitiana y fue seguido por tres fuertes réplicas.

el 13 ene 2010 / 06:27 h.

TAGS:

Entre 45.000 y 50.000 personas pueden haber perecido a causa del terremoto en Haití, según Víctor Jackson, un responsable de Cruz Roja haitiano, citado hoy por la emisora local Radio Metropole.

Tras señalar que "nadie sabe con precisión ni está en situación de confirmar una cifra determinada" de muertos, Jackson manifestó que la Cruz Roja calcula que son entre 45.000 y 50.000 los que perdieron la vida a causa de los terremotos registrados el martes y que hay tres millones de personas damnificadas.

"Pensamos que tres millones de personas han sido afectadas en el país, que han resultado heridas o que han perdido sus hogares", señaló.

La emisora no precisó donde hizo Jackson estas declaraciones.

La capital de Haití, Puerto Príncipe, es la ciudad más afectada por los sismos del martes. El epicentro del más fuerte, de 7 grados de la escala Richter, se situó a solo 15 kilómetros de la capital.

Cientos de edificios se desplomaron o resultaron dañados por las ondas sísmicas, algunos tan significativos como el Palacio Nacional, sede de la Presidencia, la catedral de Puerto Príncipe, o el Hotel Christopher, sede de las Naciones Unidas.

A falta de una cifra oficial de muertos y heridos, las autoridades, como el presidente Rene Preval o el primer ministro Jean Max Bellerive han hablado de miles, decenas de miles o incluso "cientos de miles" de víctimas.

El primer ministro de Haití, Jean Max Bellerive, cifró ayer en "cientos de miles" los fallecidos a causa del terremoto que sacudió  el país caribeño, en una entrevista con la cadena estadounidense CNN.

Haití cuenta con una población de unos 8,9 millones de habitantes, según datos estimativos de 2008, y en su capital residen unas 850.000 personas. El primer ministro relató la situación que vive la capital de su país, Puerto Príncipe, que ha quedado prácticamente destruida tras el seísmo, aunque destacó que la población se está comportando con "calma".

La población ha reaccionado con madurez. La gente está tratando de ayudarse unos a otros, tratando de organizarse", dijo Bellerive en la entrevista.

El primer ministro afirmó que su país necesita ayuda internacional para afrontar con rapidez la atención a las víctimas y el rescate de los cuerpos de los fallecidos, que cifró en "cientos de miles".

En este sentido, destacó la importancia de reconstruir el aeropuerto de la capital, una infraestructura imprescindible para comenzar a recibir cargamentos de ayuda humanitaria y personal especializado.

Miles de personas se despertaron en las calles de Puerto Príncipe, donde pasaron la noche tras el fuerte sismo de 7 grados Richter que sacudió ayer a Haití y causó destrucción y muerte en magnitudes aún no cuantificadas.

"La noche del 12 al 13 de enero fue, sin duda, la noche más larga para los haitianos golpeados por un terrible terremoto que ha dejado enormes cantidades de víctimas e importantes daños", señala hoy el portal Haiti Press Network.

La emisora Radio Metropole indica en su web que mientras la ayuda internacional comienza a organizarse, "los haitianos apilan los cadáveres en las calles devastadas de la capital y otros buscan sobrevivientes y muertos entre las ruinas".

"El caos reina en las calles de Puerto Príncipe, donde varias decenas de miles de personas están en la calle, incluidos heridos graves que reclaman atención médica", agrega Radio Metropole.

La electricidad está cortada en la mayoría de la ciudad, es muy difícil establecer comunicación telefónica e internet no funciona o funciona muy mal, añade.

Algunos de los portales informativos de los medios haitianos empezaron hoy a actualizar sus informaciones, que en la mayoría de los casos quedaron congeladas en el momento del terremoto, debido al colapso de las telecomunicaciones.

Según Haiti Press Network, miles de personas han "dormido", o mejor pernoctado, en las calles de Puerto Príncipe, que "han servido de refugio a los habitantes de la capital que huyeron de sus casas en ruinas", tras el sismo registrado a las 21.53 GMT del martes y seguido de tres réplicas de 5,9, 5,5 y 5,1 grados.

El epicentro del primer terremoto se situó a 15 kilómetros de Puerto Príncipe, la capital del país, la única de la que se sabe con certeza que ha sufrido el golpe. Del resto del país apenas hay noticias.

Tanto Haiti Press Network como la página digital de Radio Metropole describen el panorama en Puerto Príncipe como desolador o dantesco, con "cadáveres abandonados sobre el pavimento" y "destrucciones enormes e indescriptibles" en las edificaciones.

Ninguno de los medios se aventura a dar cifras precisas de víctimas, ni tampoco hay datos oficiales, pero el adjetivo más utilizado es "numerosas".

Los medios confirman lo que ya se supo ayer. El edificio de la ONU se vino abajo con el terremoto y mencionan también daños muy importantes en la catedral de Puerto Príncipe, el Palacio Presidencial, los ministerios de Finanzas, Obras Públicas y Comunicación, numerosas escuelas y colegios, y el hospital de Peitonville, un suburbio de la capital.

"La ciudad es muerte. Una parte de Haití se ha destruido", subraya Haiti Press Network.

Radio Metropole publica en su web una lista "no exhaustiva y sujeta a cambios" con los edificios importantes "fuertemente dañados o destruidos totalmente" por el sismo, en la que aparecen, además de los ya mencionados, los hoteles Christopher, Montana y Karibé, y la embajada de Francia.

Una fotografía del Palacio Nacional publicada en Haiti Press Network muestra que del imponente edificio blanco solo queda en pie la planta a nivel de calle y que todo lo demás está encima, reducido a escombros.

Compañías aéreas consultadas por Efe en Santo Domingo confirmaron que el aeropuerto de Puerto Príncipe está abierto pero que la torre de control sufrió daños severos y que desde la capital dominicana solo están saliendo periodistas y ayudas en vuelos chárter.

Solo hay un controlador aéreo operativo, indicaron.

Como prueba de la incomunicación, el portal de Radio Television Caraibes, que transmite para la "diáspora haitiana", publica un mensaje a su audiencia en el que afirma que "no tiene ninguna noticia de sus estudios en Haití y que recurrirá a las emisoras fiables del extranjero para tener informados a sus oyentes". 

Colabore con las entidades que trabajan por Haití.

  • 1