martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Detea entra en preconcurso y despide a la mitad de su plantilla

el 24 abr 2012 / 07:27 h.

TAGS:

El empleo en Sevilla vuelve a sufrir un fuerte varapalo. La compañía hispalense de construcción e ingeniería Detea Corporación anunció ayer que dejará en la calle a más de la mitad de su plantilla –actualmente cuenta con una media de 240 trabajadores, por lo que habría más de 120 personas afectadas– a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), una medida que tiene el objetivo de “sentar las bases de la viabilidad presente y futura de la organización”, informó a través de una nota. En concreto, el ajuste recaerá en la plantilla de la corporación y de la división de construcción y promoción.
“Lamentamos profundamente tener que adoptar esta medida dado que siempre hemos apostado por las personas como pilar estratégico de nuestra organización, pero es necesario para adaptarla al momento actual”, señaló el consejero delegado de Detea, Arturo Coloma.
Asimismo, la compañía indicó que está negociando con los bancos la refinanciación de parte de su deuda para “resolver las tensiones puntuales de tesorería que ahora mismo” padece su división de construcción y promociones a causa del “retraso en los pagos por parte de clientes públicos y privados y de las políticas de ajuste de las administraciones, que han supuesto una notable ralentización de la ejecución de la cartera contratada, con especial incidencia a finales de 2011 y comienzos de este año”.

En concreto, espera cerrar en las próximas semanas la refinanciación de parte de su deuda. Según fuentes cercanas a la empresa, el montante que está negociando con cinco entidades financieras alcanza los cinco millones de euros de los 30 millones en total que suma de deuda en la actualidad. Para afrontar esta situación “con las adecuadas garantías jurídicas”, Detea Corporación ha decidido acogerse a un preconcurso de acreedores, aunque la empresa sevillana confía en que se alcanzará un pacto que le permitirá “cubrir sus necesidades de financiación”, lo que le supondría no llegar a la situación concursal.
Al cierre del ejercicio pasado, la cartera de contratación ascendía 242,9 millones, si bien la facturación había descendido de 75,9 millones€en 2010 a 57 en 2011 como consecuencia tanto de la caída de contratación de obra nueva como de la ralentización o parálisis de la ejecución de los proyectos contratados, indicó la compañía, que afirmó que cuenta con una carga de trabajo asegurada para más de tres años. “Un escenario que se mantiene durante este año y que no tiene visos de cambio a corto plazo en el contexto actual de crisis y ajustes presupuestarios, con una fuerte afección sobre la obra tanto pública y como privada”, añadió.

Hace apenas dos meses, la empresa sevillana anunció que había iniciado su proceso de internacionalización tras el descenso de la actividad en España no sólo por la crisis económica, sino también ante el recorte del dinero público para acometer infraestructuras. Así, incidió en que ya había puesto picas en Perú y Colombia y, aunque el área latinoamericana sería “prioritaria”, Europa no quedaba descartada.
El grupo, controlado en el 75% por su presidente, Javier Gonzalo Ybarra, mientras el resto está en manos de sus directivos, se encuentra entre las mayores constructoras de capital andaluz y “es la tercera ingeniería de la comunidad”, resaltó entonces su consejero delegado.

  • 1