Local

Detenida la esposa del hombre que encontró un bebé en el congelador en Pilas

La autopsia se realizará el lunes y el juez que instruye el caso ha decretado el secreto de sumario.

el 10 nov 2012 / 11:49 h.

TAGS:

Calle de Pilas donde ocurrieron los hechos.

El suceso que el viernes conmocionó a la localidad sevillana de Pilas, un pueblo de 14.000 habitantes, sigue sin resolverse, aunque poco a poco se van conociendo más pistas de lo sucedido. La noche del viernes fue detenida una mujer, cuyas iniciales son S. L. R, de 35 años, después de que se encontrara el cadáver de un bebé en el congelador de su vivienda, envuelto en una bolsa de plástico. La mujer asegura ser la madre del bebé hallado muerto, según informó a Europa Press el alcalde de dicho municipio, Jesús María Sánchez. El cuerpo del recién nacido, que podría corresponder al de un feto, fue hallado por el marido de la arrestada. Él está en libertad sin ningún cargo. La autopsia del bebé, inicialmente prevista para ayer, se efectuará finalmente el próximo lunes y deberá esclarecer las causas del fallecimiento.

La Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las investigaciones, ya ha tomado declaración a la mujer y, una vez que ha finalizado el atestado, ha sido puesta a disposición del juzgado de Sanlúcar la Mayor, al que corresponde instruir la causa. El juzgado ha decretado el secreto de sumario sobre el caso, lo que ha impedido que trasciendan más detalles de lo sucedido. La principal novedad conocida ayer fue el arresto de la mujer y que ésta ha declarado que es la madre del recién nacido que permanecía en el congelador. Aún quedan muchas incógnitas. Se desconoce la causa de la muerte y tampoco se ha confirmado si la mujer es realmente la progenitora. Algunos vecinos han comentado que no habían notado que estuviera embarazada.

Los hechos se conocieron la noche del viernes cuando, sobre las siete de la tarde, el padre de familia -el matrimonio tiene dos hijos, de 15 y 10 años- llamó por teléfono a su hermano, bombero de profesión en la localidad sevillana, en un estado de nervios tal que éste pensó que estaba tratando de autolesionarse y alertó a sus compañeros. El hombre, que es albañil de profesión, estaba muy alterado porque había encontrado en el congelador de su casa el cadáver de un bebé en el interior de una bolsa. El alcalde confirmó que el hermano se desplazó hacia el domicilio, situado en el número 51 de la calle Beatriz de Cabrera, acompañado de otros efectivos.

Tras comprobar este descubrimiento y alertar del mismo al 112, los Bomberos dieron aviso a la Policía Local y a la Guardia Civil, que se personaron en la vivienda y han iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias que han rodeado este suceso, y sobre la que el juez encargado del caso ha decretado el "secreto de actuaciones". La mujer detenida se encontraba en ese momento en su trabajo, un centro de asuntos sociales de otro pueblo. Llegó al domicilio acompañada de efectivos de la Benemérita pasadas las 20.00 horas del viernes y, tras permanecer en la casa una media hora, la abandonó en un coche patrulla. El levantamiento del cadáver del bebé se produjo alrededor de las 21.00 horas y el cuerpo fue trasladado hasta la sede del Instituto de Medicina Legal de Sevilla.

El regidor pileño explicó que el ayuntamiento se encuentra recabando información acerca de la familia que vive en la vivienda y que, según el relato del propio regidor y de los vecinos, aparentaba ser una familia "normal". El consistorio quiere saber, por ejemplo, si el matrimonio había solicitado en las últimas fechas ayuda a alguno de los servicios sociales del municipio, algo que por ahora se desconoce.

Por último, el alcalde descartó inicialmente que el ayuntamiento vaya a decretar alguna jornada de luto oficial a raíz de este suceso, y condicionó esa decisión a la evolución de la investigación de lo sucedido, que será analizado el lunes en la reunión de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento.

  • 1