Local

Detenida una banda de 14 sicarios colombianos

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desarticularon en Madrid y Bilbao una de las principales bandas de sicarios colombianos que operaban en España. Los agentes procedieron a detener a 14 personas que constituían una auténtica "oficina de cobros" dedicada a recaudar deudas generadas por el tráfico de drogas.

el 15 sep 2009 / 00:07 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desarticularon en Madrid y Bilbao una de las principales bandas de sicarios colombianos que operaban en España. Los agentes procedieron a detener a 14 personas que constituían una auténtica "oficina de cobros" dedicada a recaudar deudas generadas por el tráfico de drogas.

Vinculados al cártel de Cali y a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los detenidos se les imputan delitos de extorsión, detención ilegal, homicidio, tráfico de estupefacientes, tenencia ilícita de armas e infracción de la ley de extranjería. El principal responsable tenía pensado atentar contra los dos agentes de policía que le detuvieron.

La investigación policial comenzó hace cuatro meses, después de que se tuviera conocimiento de que un peligroso delincuente colombiano, identificado con el alias de Óscar, había quebrantado una condena aprovechando un permiso penitenciario. Este individuo había sido detenido por la Policía en septiembre de 2000, después de haber cometido el asalto a un furgón blindado en el que se produjo un enfrentamiento con los vigilantes jurados que terminó con el fallecimiento de uno de los atracadores, así como en numerosos atracos a joyerías y locutorios, por los que fue condenado a 21 años de prisión.

Óscar había sido elegido por elementos vinculados a las Autodefensas Unidas de Colombia y al cártel colombiano de Varela para dirigir en España una oficina de sicarios, con la finalidad de cobrar deudas del narcotráfico y realizar ajustes de cuentas.

La organización dirigida por Óscar tenía su base en Madrid y extendía su infraestructura a Bilbao. Los miembros de dichas Oficinas de cobros, como ellos las denominan, recibían las órdenes desde Colombia para proceder al cobro de las cantidades impagadas y deudas derivadas del tráfico de cocaína.

Sus integrantes se desplazaban de forma periódica a diferentes localidades de España donde cometían extorsiones contra otros ciudadanos colombianos vinculados con el narcotráfico, a los que amenazaban con tomar represalias con sus familias en Colombia si no hacían frente a las deudas. También llegaron a planear e intentar el secuestro el 3 de diciembre de un matrimonio colombiano en Madrid.

  • 1