lunes, 19 noviembre 2018
14:56
, última actualización
Local

Detenidas 12 personas por hacerse pasar por trabajadores del gas y defraudar casi 120.000 euros

Detenidas 12 personas que defraudaron casi 120.000 euros. Utilizaban un datáfono y pasaban varias veces las tarjetas de crédito.

el 11 nov 2011 / 10:57 h.

TAGS:

Agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Triana de Sevilla han detenido a un total de 12 personas supuestamente pertenecientes a dos grupos criminales que operaban amparados por dos empresas --una de Sevilla y otra ubicada en el Puerto de Santa María (Cádiz)-- dedicadas a la revisión y mantenimiento de las instalaciones de gas en domicilios. El total defraudado asciende a casi 120.000 euros.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los detenidos, trabajadores de estas empresas que simulaban ser técnicos de reparación de dichas instalaciones, cobraban importes por falsos servicios prestados para los que realizaban una escenografía ensayada, que en ocasiones ponía en peligro la integridad física de sus víctimas --la mayoría personas de avanzada edad-- para hacer creer a las mismas que tenían un grave problema técnico en su instalación del gas que necesitaba ser reparado con urgencia.

Los falsos instaladores, que integraban dos grupos distintos que presuntamente actuaban bajo conocimiento y amparo de dos empresas dedicadas a la revisión de instalaciones de gas, utilizaban documentación falsa y acreditaciones ficticias para dar cobertura a su actividad ilícita.

Una vez en el interior del domicilio, iniciaban una escenografía para inducir al engaño en sus víctimas, llegando incluso a provocar pequeñas llamaradas para asustar a las mismas y hacerles creer en la necesidad de la falsa revisión que los técnicos debían hacer.

En el caso de la primera empresa, por el supuesto servicio realizado, los estafadores cobraban a sus víctimas en efectivo importes que variaban entre los 170 y los más de 400 euros, llegando incluso a acompañar a los ancianos perjudicados a los cajeros automáticos para que les dieran el dinero de las falsas facturas.

Por su parte, en el segundo grupo delincuencial, habían perfeccionado su técnica, ya que empleaban un datáfono para realizar el cobro de los servicios ficticios, instrumento del que se servían para, en descuido de la víctima, pasar varias veces las tarjetas de crédito llegando, en una ocasión a cobrar a una de ellas hasta más de 5.000 euros.

LA INVESTIGACION

Tras las primeras diligencias de investigación, los agentes comprobaron que se encontraban ante dos grupos de estafadores distintos que operaban de forma muy similar, en la que falsos técnicos cometían las estafas amparados por una empresa real dedicada a este tipo de servicios.

Las empresas, ubicadas una de ellas en Sevilla y otra en el Puerto de Santa María (Cádiz) aunque desarrollando su actividad delictiva en la capital hispalense, habrían realizado a través de este procedimiento numerosas operaciones ilegales ascendiendo el montante de lo defraudado a una cifra en torno a los 120.000 euros.

Una vez identificados los responsables por parte de las víctimas, se procedió a la localización de estas dos empresas y a la detención de sus titulares y trabajadores por presuntos delitos de estafa, coacciones, intrusismo profesional y pertenencia a organización criminal.

Tras finalizar la operación, los agentes pudieron comprobar que los arrestados se disponían a expandir su actividad delictiva a las provincias de Cádiz y Málaga.

Los detenidos, a quienes les constaban varios antecedentes policiales por hechos delictivos semejantes, ya han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

  • 1