viernes, 22 marzo 2019
09:02
, última actualización
Local

Detenidas 13 personas por colaborar con un empresario en la formalización de contratos falsos de trabajo

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un supuesto  empresario que realizaba falsos contratos de trabajo a terceras  personas para que pudieran acceder a los correspondientes subsidios  por desempleo.

el 03 jun 2011 / 09:23 h.

TAGS:

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un supuesto  empresario que realizaba falsos contratos de trabajo a terceras  personas para que pudieran acceder a los correspondientes subsidios  por desempleo. En Andalucía han sido arrestadas un total de 13  personas, siete en Vera (Almería), tres en Beas de Segura (Jaén) y  otras tantas en Linares, también Jaén.  

El arrestado percibía 300 euros por expedir esos documentos  laborales, además de las cuotas mensuales a la Seguridad Social que  cada falso trabajador le abonaba y que él nunca ingresaba en la  Tesorería General.  

Según ha informado el Ministerio del Interior , paralelamente, el  empresario contrataba a ciudadanos extranjeros, previo pago de  cantidades que oscilaban entre los 250 y 300 euros, para regularizar  su situación administrativa en nuestro país. En total se ha  constatado que, hasta el momento, el fraude al Servicio Público de  Empleo Estatal (SEPE), dependiente del Ministerio de Trabajo,  asciende a 440.000 euros.  

Junto a él se ha arrestado a otras 64 personas, falsos  trabajadores de su empresa, que simulaban una relación laboral para  generar los requisitos legales que les condujeran a las ayudas por  desempleo. Los supuestos trabajadores habían pagado unos 300 euros  por ese fraude.  

Hay 22 personas detenidas en Albacete; 11 en Hellín (Albacete);  siete en Vera (Almería); otros tres en Calasparra (Murcia); una en  Cieza (Murcia); dos en la localidad de Alcantarilla (Murcia); una en  Totana (Murcia); tres en Beas de Segura (Jaén); tres en Linares  (Jaén); seis en Novelda (Alicante), y cinco en Elche (Alicante). A  todos ellos se les imputan delitos de defraudación tributaria y  falsedad.

81 TRABAJADORES Y SIN ACTIVIDAD

La investigación de los agentes destapó que en los últimos cinco  años la citada empresa había contratado a 81 personas, algunas de  ellas residían a más de 300 kilómetros.  

Del supuesto centro de trabajo. La mayoría de estos contratos  laborales habían generado a sus titulares el derecho a percibir las  prestaciones de subsidio por desempleo. Paralelamente, los  investigadores comprobaron que la empresa no había tramitado en ese  tiempo ninguna licencia de obra mayor o menor, u otra prestación de  servicios.

Los falsos trabajadores eran contratados para diversos servicios,  las mujeres principalmente como personal de limpieza de oficinas,  hoteles o camareras de pisos, y los hombres en oficios como peones de  la construcción de edificios o trabajadores en hormigón armado,  encofradores, ferrallistas y asimilados.

Finalmente, otra prueba de la falsedad empresarial construida por  el principal arrestado lo constituía la sede de la supuesta empresa  que carecía de herramienta o útiles indispensables para la actividad  de la misma.  

El objeto social de la sociedad era la construcción completa,  reparación y conservación de edificaciones, compraventa o el  arrendamiento de bienes inmuebles, figurando entre sus órganos de  administración; una actividad para la que se requiere una abundante y  específica maquinaria y herramientas que no existía en el registrado  como centro de trabajo: el domicilio del único administrador y  principal arrestado, situado en el barrio de Las Seiscientas  viviendas de Albacete.


  • 1